Archivo - Jun 2006

Fecha

Junio 30th

11 razones contra el Tren de Alta Velocidad

  1. Porque se trata de un proyecto que destruye la naturaleza
  2. ... y para vivir no hace falta destruir
  3. Porque es un factor clave en la globalización económica y cultural de las empresas multinacionales
  4. ... y nuestra economía y cultura son populares como la porrusalda
  5. Porque va a suponer el despilfarro de miles de millones de eurosen beneficio de constructoras, banqueros y políticos
  6. ...y mientras tanto millones de personas viven/vivimos en la pobreza, la precariedad y la exclusión
  7. Porque los atascos no se solucionan con más trenes de alta velocidad y más carreteras, sino reduciendo el tráfico de vehículos
  8. ... y circular a toda velocidad no es libertad
  9. Porque consumirá gran cantidad de energía suministrada principalmente por centrales térmicas y nucleares
  10. ... y no es más "verde" el que descontamina sino el que no contamina
  11. En definitiva, para ser libres hay que apearse de muchos "trenes impuestos"

Etiqueta(s):

Cartel manifestación Durango

Cartel manifestación Durango
Etiqueta(s):

Comunicado de la Manifestación de Durango

El 25 de mayo a las 6 MANIFESTACION en Durango (sta. Ana)

Los diferentes grupos y personas que formamos AHT Gelditu! Elkarlana hemos convocado una manifestación contra el Tren de Alta Velocidad (TAV) bajo el lema "AHTrik ez da pasatuko" (el TAV no pasara).

Llamamos a participar en la manifestación que saldra desde la plaza de Sta ana de Durango el proximo 25 de mayo a las 6 de la tarde.* Estas entre otras, son las razones que nos llevan a organizar esta movilización contra el TAV:

nos parecen inaceptables los impactos que sobre el medio físico generaría el TAV. Los movimientos de tierra y la gigantescas obras previstas en el proyecto supondran la creación de grandes escombreras y afecciones sobre el sistema hidrológico. El gasto energético del TAV supone un gran despilfarro de energia que solo beneficia a empresas como Iberdrola y ESB, las canteras se multiplicaran y los niveles de ruido creceran muy por encima del recomendado en los pueblos y barrios directamente afectados.

Con el TAV se agravan los desequilibrios territoriales potenciando la conexión rápida entre las capitales en perjuiciode la conexión entre municipios intermedios y rurales y sobre todo en perjuicio del propio medio agro-rural, e impulsando aún más la aglomeración y centralidad de los espacios macrourbanos.

Infraestructuras como el TAV, declarado de interes general supramunicipal, suponen por la vía de los hechos una imposición al poder de decisión municipal en nombre de un tipo de progreso que no toma en consideración, eincluso desprecia, el interés de los municipios por su propio modelo de economía y de sociedad.

Infraestructuras como el TAV, las autovías o los macroproyectos energéticos son parte de un modelo basado en la producción sin límites, en el consumismo, y que conduce a una concentración de poder y riqueza en pocas manos. El TAV supone un gasto publico desmesurado en benefico de intereses y negocios privados, cuando existen necesidades sociales importantes sin cubrir.

Por último, exigímos que se respete el rechazo popular y municipal al proyectoy reclamamos el derecho a veto de los municipios afectados por esta infraestructura y cualquier otra que vaya en contra de los intereses colectivos locales.

EXIGIMOS LA PARALIZACION INMEDIATADEL PROYECTO DEL TAV. AHTrik ez da pasatuko!!

AHT GELDITU! Elkarlana

Cartel manifestación Durango

Marcha en bici por la paralización del TAV

UNA MARCHA POR LA PARALIZACION DEL TAV UNIRA DEL 30 DE JUNIO AL 6 DE JULIO LAS LOCALIDADES AFECTADAS POR EL PROYECTO DE LA "Y VASCA"

Del 30 de junio al 6 de julio, una marcha unirá bajo el lema "HERRIZ HERRI AHTrik EZ!" las localidades afectadas por el proyecto de la "Y vasca" en exigencia de la paralización de este proyecto de elevado impacto ecológico y social. Organizada por la coordinación de grupos y organizaciones contrarias al Tren de Alta Velocidad AHT GELDITU! Elkarlana, esta marcha pretende impulsar una movilización creciente a nivel de Euskal Herria y también a nivel local, para hacer frente a este macro-proyecto de infraestructura que se nos quiere imponer a toda costa desde una desinformación generalizada sobre la dimensión gravísima de los impactos ambientales, sociales, agrarios, económicos y territoriales que acarrearía su realización. Los diferentes movimientos y organizaciones que conformamos la coordinación AHT GELDITU! hacemos por tanto un llamamiento a todas las personas y colectivos que comparten la demanda de paralización del TAV a participar en esta movilización que convocamos para seguir extendiendo la oposición que se está llevando a cabo en nuestros pueblos por informar, movilizar y poner freno a este proyecto ampliamente contestado porque supone una brutal agresión al entorno además de imponer un determinado tipo de sociedad.

Esta marcha HERRIZ HERRIZ AHTrik EZ que se desarrollará durante una semana entre los municipios afectados por esta gran infraestructura, partirá el 30 de junio desde Gasteiz para completar en varias etapas un itinerario por la casi totalidad de los pueblos afectados por el trazado de la "Y vasca". A fin de dar más posibilidades de participación a la gente, esta movilización se llevará a cabo alternando la marcha en bicicleta para unir los diferentes municipios y la marcha a pie para recorrer andando los cascos urbanos de las localidades afectadas. De esta forma, se desarrollará con motivo de la marcha por las localidades afectadas toda una semana de concentraciones en la entrada de los pueblos para recorrer el caso urbano a pie, jalonada de pequeñas movilizaciones y actuaciones de carácter local propicias para sembrar y arraigar localmente esta lucha. Finalmente, la marcha tendrá como colofón una última cita el sábado 6 de julio para acabar esta movilización a modo de manifestación en el Arenal de Bilbo.

Desde esta coordinación que reune diferentes sensibilidades y sectores sociales decididos a unir fuerzas para parar el TAV, vamos a intensificar el esfuerzo informativo y la movilización ante el nuevo capítulo de imposición y manipulación insitucional protagonizado por el Gobierno español y el autonómico. Denunciamos a este respecto que el Ministerio de Fomento ha dado luz verde a los primeros trabajos del proyecto constructivo --último paso previo al pretendido comienzo de las obras--, al tiempo que el Departamento de Transportes ha lanzado una campaña propagandística que no es sino un intento de maquillaje para someter el proyecto del TAV a un concienzudo lavado de imagen y tratar de ocultar bajo el escandaloso epígrafe de "transporte sostenible" un proyecto que por su impacto ecológico, altísimo coste económico, carácter elitista e inadecuación a la dimensión y estructura territorial, es el más escalofriante plan de infraestructura que jamás se haya propuesto en nuestro país. Además, desmentimos tajantemente que el TAV vendría a reducir los problemas acarreados por el transporte por carretera --falso argumento utilizado por el Gobierno Vasco para tratar de conseguir apoyo al proyecto--, puesto que vendría necesariamente a duplicar los volúmenes de trafico y a reforzar las agresivas tendencias del actual modelo de transporte. Por estas y otras muchas razones, llegamos a la conclusión de que el proyecto del TAV en absoluto responde a un modelo social equilibrado y en condiciones de adaptación al entorno ecológico, sino a un modelo desarrollista y despilfarrador propio del capitalismo más salvaje. Verdaderamente, de llevarse a cabo el proyecto del TAV supondría:

  • La consagración de políticas destructivas con el medio ambiente.
  • El absoluto descalabro de una ordenación equilibrada y descentralizada del territorio (metropolización).
  • La profundización en los rasgos consumistas y de desestructuración y banalización de las relaciones socio-culturales en los que ya estamos inmersos.
  • Un aumento de las desigualdades sociales.
  • Un impacto tremendamente negativo en el medio agrario.
  • La aceptación de un proyecto impulsado desde la más absoluta falta de transparencia informativa y en ausencia de cualquer tipo de debate y participación social.
  • Etc.

Por todo ello, del 30 de junio al 6 de julio llamamos a todo el mundo a participar en la marcha por la paralización del TAV, uniendose tanto al camino en bicicleta como a las convocatorias locales que se realizarán para recorrer a pie los cascos urbanos de las localidades afectadas de Araba, Debagoiena, Goierri, Tolosaldea, Donostialdea, Hendaia y Durangaldea por las que vaya a pasar cada día, animando igualmente a acudir a la cita del 6 de julio para acabar la protesta a modo de manifestación en el Arenal de Bilbo.

ETAPAS: Las etapas se pueden realizar total o parcialmente, aunque también se ha procurado no alargar la distancia y el tiempo a emplear en las mismas. A fin de dar más posibilidades de participación a la gente, los grupos locales organizarán convocatorias a la entrada de los pueblos para recorrer a pie los cascos urbanos de las localidades por las que la marcha vaya a pasar cada día. El recorrido de cada etapa se realizará en dos partes, una por la mañana y otra por la tarde, con un promedio diario de 3 horas pedaleando y 1'30h andando. Las etapas darán comienzo a las 11h de la mañana, realizando un buen descanso para comer al mediodía, antes de volver a ponernos en marcha a las 5 de la tarde:

  • Domingo 30 de junio: GASTEIZ-LEGUTIO por Zurbano, Durana, Ganboa Uribarri, Luku y Urbina.
  • unes 1 de julio: LEGUTIO-BERGARA por Gatzaga, Eskoriatza, Aramaio y Arrasate. - Martes día 2: BERGARA-ITSASONDO por Antzuola, Urretxu y Zumarraga, Ezkio-Itsaso, Ormaiztegi, Beasain y Ordizia.
  • Miercoles 3: ITSASONDO-HERNANI por Legorreta, Ikaztegieta, Alegia, Tolosa, Anoeta, Zizurkil, Andoain y Urnieta.
  • Jueves día 4: HERNANI-OIARTZUN por Astigarraga, Donostia Pasaia y Herrera a la mañana, y por Hendaia, Irun, Lezo y Errenteria a la tarde (previo traslado en tren desde Herrera hasta Hendaia).
  • Viernes día 5: ELORRIO-GALDAKAO por Atxondo, Abadiño, Durango, Iurreta, Zornotza y Lemoa (previo traslado en autobus a Elorrio desde Oiartzun por la mañana).
  • Sábado día 5: GALDAKAO-BILBO por Zaratamo, Arrigorriaga y Basauri. Cita final para acabar la marcha a la 1 del mediodía en Bilbo.

Habrá una furgoneta de apoyo para llevar el material de las personas participantes en la marcha en bicicleta (ropa, saco de dormir, etc.) y se acondicionará la infraestructura necesaria para su acogida (sitios para dormir, duchas, comidas...). Agradecemos a las personas que se animen a hacer toda la marcha por avisarnos con antelación, indicando que podrán adquirir un bono (30 euros) para sufragar las comidas, cenas y desayunos de toda la semana.

Esperamos por tanto vuestra participación y os invitamos a difundir este llamamiento en vuestro entorno. Si quereis recibir material (carteles, tripticos, pegatinas) o bien obtener más información o realizar alguna porpuesta, poneros en contacto:

AHT GELDITU! Elkarlana

Paralizemos del Tren de Alta Velocidad

(Texto leido al finalizar la marcha en bicicleta "Herriz Herri, AHTrik EZ!, en Bilbo) A las personas que durante siete días hemos participado, de una manera u otra, en la marcha "Herriz herri AHTrik Ez!", que ha visitado los pueblos y valles que cruzaría el trazado del TAV, nos han obligado a realizar una vez más un viaje que quizás de otra manera no hubiéramos realizado. La lista de viajes obligados va en aumento. Las instituciones, con sus "Estrategias de Sostenibilidad" en la mano, que no en la mente, han optado claramente por interpretar lo sostenible desde la óptica del gran capital, desde la óptica de los intereses particulares: sostener el ritmo de inversiones en proyectos de infraestructuras de todo tipo; sostener el crecimiento continuando de la movilidad, aunque sólo sea por mover; sostener el impacto ambiental, cultural y socio-económico de estos proyectos; sostener el desequilibrio territorial en nuestro país. En definitiva, pretenden con sus actuaciones sostener lo insostenible. Y lo saben, pero esa es su apuesta. Apuesta inaceptable para nosotras y nosotros. Las inversiones y políticas de la administración nos obligan a movernos continuamente. No podemos permanecer quietos ante un presente que nos conduce a un futuro de mayor desigualdad social, económica y territorial. No, de ninguna manera. El macro-proyecto del Tren de Alta Velocidad es un ejemplo suficientemente claro de la prioridad otorgada por las instituciones, de aquí y de allá, al interés del gran capital por encima del interés general de la sociedad, de sus gentes y de sus pueblos, valles y comarcas. Es un proyecto cuyos principales beneficiarios son los eco–traficantes, las empresas de construcción, de obras públicas y, sobre todo, las financieras. No es un proyecto que interese a la mayoría de la población, por mucho que lo vistan de «interés general». Por cierto, qué forma tan miserable de llamar al interés particular y de saltarse «democráticamente» el poder de decisión de los municipios. Es un hecho, que las propias instituciones reconocen, que el TAV es un proyecto para «comunicar» intereses económicos y financieros, quedando Euskal Herria como un lugar de «paso», como diría el portavoz del Gobierno de Lakua. ¡Qué futuro tan desgraciado aquél de un pueblo condenado a ser lugar de paso! Condenado a depender de las mercancías y de los mercaderes que por aquí quieran pasar. Han tenido que reconocer que el Tren de Alta Velocidad no es la solución a los problemas de comunicación que tiene su propia población. Y está claro que el proyecto TAV acaparará muchos fondos públicos que podrían emplearse de una manera mucho más social y útil para toda la población de Euskal Herria: reduciendo la movilidad en lugar de aumentarla; aumentando a su vez la accesibilidad a servicios básicos locales en vez de dificultarla; vertebrando el territorio de manera que tenga pueblos, barrios, valles y comarcas vivas; mejorando el transporte público existente para cubrir las necesidades de las personas. La oposición al TAV es la oposición a un presente insostenible que nos conduce a un futuro insostenible. Oponerse al TAV es defender la necesidad de un cambio estructural, profundo, en el actual modelo socio-territorial y socio-económico. Un cambio que nos conduzca hacia un futuro sostenible que realmente merezca ese nombre. La marcha que ahora ha terminado ha atravesado más de 40 pueblos que se verían cortados por la barrera del TAV, con sus barrios, con sus gentes, con sus valles, con sus identidades. Hemos llevado nuestras razones para oponerse al Tren de Alta Velocidad, para rebelarse ante el «interés general» de algunos, para apostar por un desarrollo más cercano a las personas y, sobre todo, para que sean éstas las que decidan qué futuro quieren para el territorio que ocupan. La marcha "Herriz herri AHTrik Ez!" ha acabado, no la necesidad de seguir moviéndose. AHT GELDITU! Elkarlana

Etiqueta(s):

Comunicado de la Asamblea contra el TAV ante los últimos acontecimientos por un rotundo NO al TAV

POR UN NO ROTUNDO AL TREN DE ALTA VELOCIDAD

La decisión de la Unión Europea de excluir el proyecto de Tren de Alta Velocidad para la Comunidad Autónoma, conocido como la Y-vasca, de la lista de infraestructuras prioritarias desde el punto de vista de la finaciación con capital europeo, ha provocado un gran revuelo entre las instituciones vascas y los medios de comunicación, suscitando acusaciones al Gobierno central y toda una ofensiva de presiones a favor de la reconsideración de tal decisión, en concomitancia con las Cámaras de Comercio Vascas, las autoridades regionales de Aquitania y el conjunto de fuerzas del llamado lobby atlántico. El Consejero del Departamento de Transporte del Gobierno Vasco, Alvaro Amann, ha llegado a decir que la no puesta en práctica de tal proyecto significaría un retraso de 50 años en el “desarrollo” de Euskal Herria. Ante esta situación, la Asamblea contra el TAV, en coherencia con la postura defendida desde hace muchos años, desde que se iniciaron los primeros balbuceos de este funesto proyecto, quiere volver a insistir en que, muy contrariamente a lo que se está defendiendo desde las instituciones vascas y estatales y las fuerzas políticas y económicas que las sustentan, este proyecto, si siguiera adelante, tendría unas gravísimas consecuencias de toda índole sobre la población y nuestro entorno, hipotecando nuestro futuro y nuestro modo de vida por muchos años. De entrada, este proyecto se encuadra dentro de los intereses y del diseño de las grandes multinacionales europeas, verdaderos motores y directores de la economía europea dentro del contexto de la globalización económica que estamos viviendo, quienes en su constante búsqueda de negocios y de ampliación de mercados, han convertido Europa, la Europa del Norte y del Sur, del Este y del Oeste, en su nuevo espacio de operaciones. Dentro de la descentralización productiva que les permite rentabilizar al máximo los recursos económicos y humanos de cada uno de los rincones del espacio europeo, bajo el paraguas de una gran concentración y potencia financiera, el transporte, tanto en su versión de autopistas, como de trenes de alta velocidad, entendidos como complementarios, es esencial. Y ello independientemente de los vaivenes que se puedan dar, según las coyunturas y relaciones de fuerzas, en las prioridades de unas infraestructuras sobre otras, como parece que es el caso actual de la Y-vasca. Nuestros caciques de Euskal Herria, no han querido, no quieren, perder la gran oportunidad de negocio que también a ellos les permite tal situación, forjando un proyecto de Euskal Herria –o Euskal Hiria- de cemento e infraestructuras, que se busque un hueco dentro de la Europa capitalista en marcha. Y a ello responde la Y-vasca. Sin embargo, los intereses de la gente de la calle, de la población en general, no pasan por esos ejes ni mucho menos. De hecho, los impactos de la Y vasca –así como los del corredor navarro también en perspectiva- van a ser muy graves. Y graves desde muchos puntos de vista, tantos que es imposible ennuciar. Partiendo de que no responde a las necesidades de movilidad y de comunicación de la gente sino a las de los grandes negocios, las agresiones sobre la naturaleza y los ecosistemas, la inmensa ocupación del territorio y de tierras fértiles, las expropiaciones de tierras, el gasto de energía, la mayor concentración urbana, el menoscabo aún mayor de la agricultura, el gran fraccionamiento del espacio, la marginación de los pueblos y las comarcas, la absorción de grandes presupuestos en detrimento de otras necesidades y sobre la base de nuestro bolsillos, junto a un largo etcétera de otros impactos, nos lo quieren vender a cambio de un fantasioso ahorro de tiempo en los traslados, que no serán los nuestro, y en referencia a eso, convertido en gran Dios, que llaman progreso. Todo embadurnado, de esa palabra comodín y prostituída, llamada sostenibilidad o desarrollo sostenible. Y amenazándonos con que si no se lleva a la práctica el proyecto, sufriremos un retraso de 50 años. Con algo parecido nos amenazaban si no se llevaba adelante el proyecto de Lemoiz: que volveríamos a las cavernas. Pero aquí estamos. Nosotros somos de los que creemos sin embargo, que eso que llaman progreso, es lo que está generando por todas partes y para muchos millones de personas, hambre, falta de alimentos, crecientes deudas externas, perversión de las economías, miseria, marginación, dependencia, emigración, despilfarro y agotamiento de los recursos, cambios climáticos y desequilibrios de todo tipo, a cambio de gran riqueza para unos pocos –con enorme poder- y un cierto “estándar” de consumo para unos cuantos más. Dentro de esta barbarie, algunos se empeñan en querer dar alternativas concretas, en terrenos también concretos como es por ejemplo aquél al que nos estamos refiriendo, el TAV –y el transporte en general- pero sin tener en cuenta todo el entramado económico-social en el que se inserta y al que se debe. Tiene poco sentido ofrecer alternativas al TAV si no se busca un modelo económico-social alternativo a este que requiere y es alimentado por el excesivo transporte. Y otro tanto podríamos decir sobre el debate entre “agentes sociales”. No hay consenso posible entre “agentes sociales” con intereses absolutamente contradictorios. Hay un muro infranqueable entre quienes defienden una Euskal Herria del cemento e infraestructuras –los que tienen el poder y concentran un cuasi-monopolio de los medios de comunicación- y la población que los sufrimos. Otra cosa sin embargo, es hablar de un debate e información entre la población, de cara a rechazar estos salvajes proyectos, desde la base, desde los pueblos, comarcas y ciudades, ejerciendo al menos mediante nuestra oposición, nuestra capacidad de participación y decisión. A pesar de la absoluta y premeditada falta de transparencia informativa de las instituciones, y muy contrariamente a lo que dicen, la oposición al proyecto del TAV es muy fuerte en Euskal Herria, como se ha demostrado, dentro de una gran variedad de matices y una gran pluralidad de posturas, entre numerosísimas personas y movimientos sociales. Hoy, más que nunca es preciso fortalecer el rechazo más contundente a este proyecto, una ocasión propicia es asistir a la manifestación del lunes día 8, a las 12 de la mañana, en Durango en contra del proyecto del TAV.

Etiqueta(s):

Situación del Ferrocarril en la CAPV.

Situación del Ferrocarril en la CAPV. Vicente Martínez Sousa. Área de Ekología de EB-IU

Para ver el documento hacer clik en el archivo adjunto aqui debajo.

Etiqueta(s):