Responder al comentario

Sanz y Jiménez consensúan una posición común ante el retraso del TAV en Navarra

Noticias de Navarra. Ibai Fernandez Pamplona.

Ambos líderes comparecen conjuntamente hoy para explicar los detalles del acuerdo. CDN considera la actitud de Solbes "un castigo inaceptable" y exige al Gobierno que inicie las obras de forma unilateral

El presidente del Gobierno de Navarra y el líder del PSN han consensuado una posición común ante el retraso en el inicio de las obras del tren de alta velocidad. Las últimas declaraciones del ministro Solbes, en las que cuestionó que Navarra pudiera financiar la construcción del TAV mediante el Convenio Económico, han hecho sonar las alarmas tanto en el Palacio de Navarra como en la sede socialista. Ayer, ambas partes intensificaron los contactos iniciados ya el miércoles en busca de una posición compartida, y Miguel Sanz y Roberto Jiménez comparecen hoy conjuntamente en la sede del Ejecutivo para ofrecer los detalles de un acuerdo que pretende ofrecer una imagen de consenso que sirva para trasladar a Madrid la percepción de que la alta velocidad es una reclamación que está al margen de las disputas partidistas.

El líder socialista ya mostró ayer su postura favorable a la propuesta que Sanz ha trasladado por carta a Zapatero, y en la que propone que Navarra inicie las obras del TAV y descuente el coste de su aportación al Estado "dentro de dos o tres años" y no a los tres meses, como estaba previsto. Los socialistas comparten la urgencia de que el TAV llegue a la Comunidad Foral, pero exigen además "tranquilidad" ante una infraestructura "que va a llegar". "Hay un compromiso del presidente Zapatero", recordó Jiménez, que volvió a insinuar que tal vez haya que buscar fórmulas alternativas al Convenio Económico para financiar las obras. "Lo importante es la consecución del fin, que haya un TAV con la fórmula que sea para que los navarros podamos disfrutar de esa infraestructura y que nuestro tejido productivo pueda ser más competitivo", afirmó.

cOMPARACIONES ODIOSAS
Ni Sanz ni ninguno de sus consejeros ocultan ya su malestar por el impasse en el que se encuentran las obras del TAV. Ayer, el presidente navarro volvió a insistir en que la actitud de Solbes es "ajena a todo compromiso adquirido con anterioridad", y destacó que el Convenio Económico "es la piedra angular de nuestro Fuero". "En ningún caso vamos a consentir que se minimice en relación con el concierto vasco", defendió Sanz, que quiso dejar claro que si la fórmula utilizada por la CAV para financiar la construcción de alta velocidad ha sido válida, "muchísimo más lo es la fórmula que puede utilizarse en relación con el Convenio Económico de Navarra".

Sin embargo, la posibilidad de que el TAV se acabe financiando con fórmulas diferentes a la del convenio empieza a cobrar fuerza. Sanz ya ha reclamado a Zapatero que permita los trámites de los proyectos aun sin la firma del acuerdo, y el consejero de Economía, Álvaro Miranda, incluso se ha mostrado favorable a que sea el Estado quien asuma en su integridad la construcción del tramo navarro de la alta velocidad, si con ello se garantiza el inicio en plena crisis económica de una obra pública que supera los 560 millones de euros.

Sin medidas unilaterales Sanz y Jiménez coinciden además en su rechazo a las medidas unilaterales. Algo que ayer mismo volvió a reclamar CDN, que se mostró muy crítico con la actitud de Pedro Solbes. El desplante del ministro de Economía ha cargado de razones a quienes abogan por iniciar las obras del TAV sin esperar a que el Ejecutivo socialista dé los permisos necesarios. El argumento, que el propio presidente Miguel Sanz hizo suyo meses atrás, lo volvieron a recuperar ayer los convergentes, que en la línea de lo defendido los últimos meses, volvieron a reclamar al Gobierno foral que inicie los trámites administrativos necesarios para poner en marcha la infraestructura. "Sanz tiene que comunicar al presidente José Luis Rodríguez Zapatero que Navarra va a iniciar unilateralmente las obras, porque estamos hartos de tanta excusa, tanto comentario y tanta promesa. Lo que queremos es que Navarra no pierda el tren del futuro que hoy supone el TAV", afirmó ayer José Andrés Burguete, que consideró que las palabras de Solbes son un "castigo inaceptable" para Navarra que demuestran la "nula voluntad política" del Gobierno central por su construcción.

NaBai solicita una copia de todas las cartas enviadas por Sanz a Zapatero

pamplona. El portavoz de NaBai, Maiorga Ramírez, solicitó ayer al presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, una copia de las cartas enviadas (la última este miércoles) al presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero en relación con el tren de alta velocidad. El portavoz de la coalición alegó que "no entendemos qué pretende conseguir el señor Sanz mediante la remisión personal de misivas al presidente español, en lugar de emplear otras vías institucionales más serias y razonables" y opina que "si esta correspondencia entre Sanz y Zapatero se refiere, como ha afirmado el presidente navarro, a proyectos que afectan de forma estructural a Navarra y a su desarrollo, el conjunto de la ciudadanía tiene derecho a conocer su contenido".

Desde IUN, criticaron las declaraciones que anteayer realizó el ministro de Economía, Pedro Solbes, como "un grave paso atrás", al entender esta formación que "Navarra debe contar, por razones medioambientales, económicas y de desarrollo sostenible, con unas modernas y eficaces infraestructuras de transporte por tren para mercancías y para pasajeros".

Por su parte, la izquierda abertzale criticó en un comunicado que UPN y PSN hablan "sin ningún sonrojo de cantidades desorbitadas" respecto al TAV y "nuevamente vuelven a jugar con lo público para financiar un plan que sólo beneficiará a quienes reciban la adjudicación de las obras y a la minoría social que lo utilizará".

La 'Gamazada', pendiente de Sanz

Miguel Sanz ha amenazado en multitud de ocasiones con impulsar medidas de fuerza de manera unilateral -que ahora descarta- si persistían los retrasos en la firma del convenio que posibilite la puesta en marcha de las obras del corredor navarro del tren de alta velocidad. "Si en breve no hay avances con el TAV, iniciaremos las obras unilateralmente", dijo el presidente del Gobierno foral en una entrevista publicada el 1 de junio de 2008 en este periódico. Esta advertencia, hasta ahora incumplida, es sin duda de rango inferior a la que pronunció en diciembre de 2005, cuando amenazó al Ejecutivo español con impulsar una nueva Gamazada [este término proviene de las movilizaciones surgidas en Navarra entre 1893 y 1894, cuando el entonces ministro de Hacienda, Germán Gamazo, pretendió suprimir el régimen fiscal foral de Navarra que se había establecido mediante la Ley Paccionada de 1841] si no se avenía a pactar con él la misma fórmula de financiación del TAV acordada con el Gobierno Vasco.

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <p> <sup> <blockquote> <img> <h1> <h2> <h3> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <br /> <object> <param> <embed> <i> <span>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y prevenir envíos automatizados de Spam.
  _____                        _____ 
| __ \ |_ _|
| |__) | ___ ___ __ __ | |
| ___/ / _ \ / __| \ \/ / | |
| | | __/ \__ \ > < _| |_
|_| \___| |___/ /_/\_\ |_____|

Enter the code depicted in ASCII art style.