Responder al comentario

La constructora Otaduy entra en concurso y despide a 79 de sus 142 trabajadores

El correo. JOSU GARCÍA. 23-06-2013

BILBAO. La empresa Enrique Otaduy S. L. entró el pasado 5 de junio en concurso de acreedores por la abultada deuda que arrastra. El administrador concursal que gestiona ahora la compañía ha firmado esta semana el despido de 79 de los 142 trabajadores. Antes de la crisis, la sociedad era una de las constructoras más pujantes de Bizkaia. Entre otras grandes obras públicas, había participado en la puesta en marcha de la Supersur, el aeropuerto de Loiu o los nuevos accesos a Bilbao por San Mamés, donde todavía trabajan sus operarios en el remate del proyecto. También tiene adjudicado un tramo del tren de alta velocidad (Lemoa-Galdakao), aunque las máquinas permanecen paradas por los problemas de financiación de las instituciones.

Según los representantes de la plantilla, la deuda de Enrique Otaduy S. L. supera los 15 millones de euros. «Por lo que se nos ha dicho, debe casi 10 millones de euros a la Seguridad Social, más de dos a Hacienda y otros 3,7 a acreedores», apuntó el comité de empresa. La dirección niega que estas cifras sean exactas. Los problemas en la compañía comenzaron hace unos tres años, cuando empezaron a aplicarse expedientes de suspensión de jornada, enviando a empleados a casa de forma temporal.

La puesta en marcha de estas medidas sorprendió al personal. «En los tiempos de bonanza nunca nos imaginamos que pudiéramos llegar hasta el punto en que hoy estamos. Ha habido mala gestión», sostienen las mismas fuentes. En abril pasado, la dirección de la constructora presentó un expediente de regulación de empleo de extinción. Se abrió entonces una negociación con los sindicatos, a los que se llegó a presentar un plan en el que se pretendía reconvertir parte de la estructura de la empresa en una división de energías renovables. Sin embargo, antes de que se diera por finalizado el diálogo, la empresa cayó en concurso de acreedores «de continuidad».

Tres meses sin cobrar

Ahora, la parte social cree que la liquidación de la compañía es insoslayable. «Vamos a intentar trabajar para que los empleados reciban hasta el último euro que se les adeuda», apuntó un portavoz de ELA, central mayoritaria con 5 de 8 representantes del comité.

La misma fuente denuncia que hay trabajadores que llevan, como mínimo, tres meses sin cobrar sus nóminas. «Parte de las certificaciones de la obra de los accesos a San Mamés están retenidas por los socios de Otaduy en este proyecto», apuntan. El desbloqueo de estos pagos sería un balón de oxígeno para los operarios.

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <p> <sup> <blockquote> <img> <h1> <h2> <h3> <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <br /> <object> <param> <embed> <i> <span>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar que eres un visitante humano y prevenir envíos automatizados de Spam.
          _                  ____  
| | / __ \
__ _ | | _ _ ____ | | | |
/ _` | | | | | | | |_ / | | | |
| (_| | | | | |_| | / / | |__| |
\__, | |_| \__, | /___| \___\_\
__/ | __/ |
|___/ |___/
Enter the code depicted in ASCII art style.