Respuesta de la Asamblea contra el TAV a Nuria Lopez de Gereñu

La Asamblea Contra el TAV acusa al Gobierno Vasco de presionar a favor del TAV ante la Comisión Europea mientras ignora radicalmente la opinión de la comunidad afectada. Ante las declaraciones efectuadas ayer por la consejera de Transportes del Gobierno Vasco, Nuria Lopez de Gereñu, tras la reunión mantenida en Bruselas con el comisario de Transportes de la UE, la Asamblea Contra el TAV manifiesta lo siguiente:

  1. Denunciamos que el Departamento de Transportes busca exlusivamente ejercer una presión a favor del TAV ante la Comisión Europea, mientras ignora radicalmente la opinión de la comunidad afectada. Estas presiones responden a la fuerte oposición que el proyecto del TAV está suscitando a ambos lados del Bidasoa y pretenden influir en la decisión que el Gobierno francés debe adoptar en diciembre sobre el proyecto TGV Burdeos-Irun, tras el Debate Público actualmente en curso.
  2. Esta incognita que el Gobierno francés mantiene sobre la conexión transfonteriza de la "Y vasca" demuestra que el Gobierno Vasco ha mentido durante años al afirmar que "la conexión con Europa, a través de Francia, ha sido objeto de numerosos estudios y proyectos, consecuencia de los acuerdos de carácter internacional". Además, en total contrasentido con lo previsto por los planes del Gobierno Vasco, constatamos que el documento presentado por la RFF (Réseau Ferré de France) al Debate Público sobre proyecto TGV Burdeos-Irun señala que "el aumento muy importante del transporte ferroviario de mercancias a través de la frontera está vinculada al cambio a ancho europeo de la red ferroviaria española existente" (RENFE). Acusamos al Departamento de Transportes de ocultar esta importante actuación ferroviaria prevista sobre la red ferroviaria actual y las consecuencias que ello tiene sobre las previsiones de la "Y". Asimismo, el mencionado documento de la RFF estima para la "Y" un coste de 30 millones de euros por kilómetro (es decir, 5.000 millones de las antiguas pts.).
  3. La Comisión Europea se ha empeñado desde 1986 en impulsar una red europea de TAV, pero su desarrollo está muy por debajo de las previsiones iniciales, especialmente por el lento avance de algunos macro- proyectos ferroviarios, que han despertado distintos tipos de oposición y cuyo elevado coste supera la disponibilidad de recursos. Especialmente, la Comisión Europea ha señalado en diferentes informes la existencia de interrogantes sobre el proyecto Vitoria-Dax, que presenta la tasa de rentabilidad financiera más baja de todos los proyectos de Redes Transeuropeas que fueron incluídos en la Lista prioritaria de 1994. También cabe recordar que en diciembre 2003 la Comisión Europea dejó al proyecto Vitoria-Dax fuera de la Lista "Quick Start" de proyectos de ejecución inmediata. Ahora bien, cada día está más claro que la "construcción europea" es un proyecto de las élites económicas y financieras del continente, que se lleva a cabo de espaldas a las sociedades de los distintos paises de la UE, que supone una creciente desigualdad en la distribución de la riqueza y unos impactos ecológicos en ascenso. Las propias encuestas realizadas por el Gobierno Vasco advierten a este respecto sobre el intenso descenso del promedio de personas que en la CAPV dice sentir "mucho apego" a Europa, ya que ha pasado del 25% en 2001 al 9% en la encuensta de este año 2006.

Etiqueta(s):