Crónica del domingo 27

Por la mañana hemos trabajado en un taller bajo el título “Aprendiendo de luchas pasadas”. El taller se ha dividio tres partes: La primera, ha sido un breve repaso por las luchas ecologistas más cercanas haciendo hincapié en Leizarran e Itoiz. La segunda, ha sido un trabajo en cuatro grupos que ha realizado la cronología de estas luchas: ¿cuándo ocurrieron? ¿qué relación hay entre los diferentes hechos? ¿cómo influyen las decisiones tomadas en las posteriores fases de la lucha?

En la tercera parte se ha realizado la dinámica: barómetro de valores. En ésta, se habló del movimiento de situaciones, debates y conflictos actuales. El dinamizador leía una frase y la gente se posicionaba a favor, en contra o indecisa colocándose a un lado u otro de los pórticos de la iglesia. A continuación se daban argumentos desde cada lado. En esta fase hubo también debate en cuanto al idioma. Hubo quien dijo que las frases eran demasiado complicadas y que eso impedía la dinamización. En cualquier caso hemos tenido ocasión de reflexionar sobre el pasado cercano en la lucha y sobre el momento actual de forma dinámica.

Manifestación en Ordizia

El sábado a la tarde salimos de Zaldibia caminando por Lazkaomendi hacia Ordizia. A eso de las 8 salimos en manifestación cientos de personas desde las txoznas. En la cabeza de la manifestación iban unos tractores y tres burros. La pancarta decía: “La ansia de dinero es la muerte de la tierra”. Realizamos la primera parada en la valla de las obras donde hubo tensión con los zipayos, en el valle Mariaratz.

Dimos media vuelta y nos manifestamos en medio de las fiestas de Ordizia “Pueblos vivos, no al TAV!” “!Y griega vasca, todo por la pasta” “! Parad la guerra contra la tierra!” Volvimos a las zona de txoznas con el recibimiento del lehendakari. Nos habló de la necesidad de consulta y democracia participativa. A continuación Etorne, portavoz de Elkarlana, nos habló del carácter destructivo y sin sentido del proyecto. Finalmente, Aitor, propietario del caserío Olalde nos contó cómo ven la situación. Les quieren quitar las tierras y ellos se han negado a aceptar el dineral que les ofrecen. Han recibido la amenaza de que se las van a arrebatar por la fuerza.


Concierto: Erantzun, Captain Nemo y Annunaki Revenge en el Gaztetxe de Ordizia

Comienza a media noche y con el tema se llena el piso de abajo del Gaztetxe. Comenzaron con fuerza los de Zarautz, Erantzun. La gente baila con ganas y en el fondo de la sala la mesa con material: libros, parches, camisetas...

Segundos, Captain Nemo, algo más tranquilo, hace calor. Como traca final los de Aiara, Annunaki Revenge, crust y croquetismo, empapadas de sudor. Muchas gracias a los grupos!!!

Domingo, 27 de julio

Mendi martxa al valle Mariaratz donde han comenzado las obras. Somos decenas de personas. Bajamos del monte a la zona de obras y nos encontramos a los zipayos uniformados y con peloteros en las manos. Lo que era camino público para ir al bosque y al monte lo han convertido en una fortaleza de excavadoras custodiada por policías armados.

El recinto está vallado y se ve claramente desde el principio del túnel hacia donde se dirigiría. El camino hasta las obras y una amplia zona se han convertido en un desierto. El túnel que saldría de allí llegaría a las tierras de los caseríos Kortatu y Olalde entre Itsasondo y Legorreta. Aquí iría un viaducto de 40 metros de alto y 200 de largo. Ambos caseríos se han negado a aceptar el dineral que les ofrecen así que les quieren expropiar por la fuerza. Estos dos ayuntamientos se han negado a realizar el levantamiento de actas y como consecuencia están retrasando las expropiaciones.

Subiendo por el valle Mariaratz disfrutamos de la belleza del paisaje, donde destaca la variedad de árboles. Es un valle lleno de vida y en la parte de arriba hay pozas en las que vive el cangrejo autócotono. Bajamos por el río y nos volvemos a acercar a las obras: del paraíso al infierno. Una docena de personas nos quedemos retrasadas y seguimos a Beasain. Nos damos cuenta que nos siguen los zipayos. “Parad, ¿quién de vosotros ha gritado fascistas?”. Con esa excusa nos identifican y retienen. Al fin se van y tomamos el camino a Lazkao.

Cuando llegamos a la ermita-cuadra de San Gregorio se ve la destrucción provocada por un modelo desequilibrado de sociedad. De ahí vamos al caserío Errauski Zahar donde vemos la antena contaminante. 400 metros más abajo hacemos una parada y vemos que para el proyecto del TAV un prado de 500.000m3 se ha convertido en escombrera. Llegamos con hambre y sed a Lazkao y en el frontón disfrutamos de una rica comida y un mejor recibimiento. Somos más de 100 personas . A continuación escuchamos la charla de Felix Rodrigo.

Naturaleza, ruralidad y civilización

Como en charlas anteriores Felix ha dejado claros los mecanismos que usa el poder para dominar a los pueblos. Es imprescindible identificar esos mecanismos si queremos una verdadera transformación social. El objetivo del poder no suele ser acabar con la naturaleza sino dominarla. Tenemos un ejemplo claro con la alimentación. Consumimos cada vez menos variedad de alimentos y eso facilita su control al poder. Ya no existe el mundo rural como tal y el modelo de agricultura es una herramienta más para el control. En el estado español hay 20 millones de hectáreas de agricultura intensiva, la mayoría con monocultivos de vid y olivos. Además, la agricultura ecológica en algunos casos se ha institucionalizado y repite algunos de los errores de la agricultura intensiva e industrial. Felix propone reducir las tierras dedicadas a la agricultura, la recuperación de bosques y reivindica el consumo de frutas cercanas.

Al ponente no le gustan las grandes ciudades. Dice que son desiertos para las relaciones y es allí donde el estado es fuerte. Las sociedades que viven bajo el estado no pueden ser civilizadas, puesto que las personas no pueden desarrollar su esencia.

Etiqueta(s):