De los árboles a la calle, extendiendo la desobediencia contra el TAV

Con la plantación de hoy, queremos dar a conocer nuestra firme intención de extender la desobediencia contra el TAV desde los árboles a la calle, pues aunque a menudo parezca que las diversas formas de manifestarse contra el TAV no tienen cabida en esta sociedad, las acciones de desobediencia, nos han dado la oportunidad de utilizar ese espacio y rearmarnos de fuerzas. De esa manera, ofrecemos el testigo a los pueblos afectados por esta infraestructura destructora, despilfarradora, antiecológica y antisocial, pues tenemos claro que el testigo de la acción comenzada en Itsasondo se extenderá a otras poblaciones. Todas las personas tenemos algo que hacer y algo que decir en la lucha contra el TAV y la sociedad capitalista. De los árboles a la calle, extendiendo la desobediencia contra el TAV.

Los árboles pequeños que hemos plantado hoy en Berostegi han sido 17, pues son diecisiete los años que llevamos luchando contra el Tren de Alta Velocidad. Y eso mismo hemos querido reflejar aquí, pues aunque la lucha que se ha extendido durante casi dos décadas ha tenido fases diferentes, con las obras del TAV comenzadas, hemos empezado a adentrarnos en el momento más duro de la resistencia y la desobediencia. Además, la manifestación contra el TAV en Baiona también es un 17, el 17 de octubre. Por otro lado, hemos plantado seis bellotas del Árbol de Gernika, representando a seis pueblos afectados por el trazado del TAV en Goierri, Legorreta, Itsasondo, Ordizia, Beasain, Ezkio-Itsaso y Ormaiztegi, sin olvidarnos de que todos los pueblos de Goierri son afectados por los trabajos del TAV como se ha podido ver con el vertedero de Olaberria.
Con esta plantación de árboles, así mismo, queremos denunciar los daños que causan el TAV y las infraestructuras destructoras y despilfarradoras en nuestros montes y bosques, y sobre todo, en esta ocasión, la desaparición de esos miles y miles de árboles que la tala destruiría. Eso es lo que hemos denunciado desde que el 28 de septiembre nos subimos a las hayas de los terrenos dañados en Berostegi, pues a la vez de conseguir parar las obras, hemos dado a conocer los daños que el ansia de construcción causa en el medio ambiente. Con la acción de resistencia y desobediencia que ha durado once días, además de parar y alargar las obras del TAV, denunciamos la impunidad con que se suelen cometer las obras de construcción en nuestro entorno. Lo que han hecho el Gobierno Vasco y la empresa Txaleko en Berostegi no tiene nombre. El primero, porque sin mostrar ningún respeto hacia los baserritarras expropiados, con los trámites aún sin acabar y sin ningún aviso de por medio, dio la orden de comenzar las obras a la empresa; la empresa Txaleko, porque con el habitual visto bueno implícito del Gobierno Vasco, además de haber hecho caso omiso a las medidas ambientales impuestas en el proyecto de obra, ha talado salvajemente una extensión que va mucho más allá de lo estipulado en el proyecto.

Así mismo, además de parar las obras y hacer pública la denuncia, la acción de desobediencia ha recibido numerosos apoyos. Por un lado, queremos subrayar la firmeza que los baserritarras afectados de aquí han mostrado ante el TAV, pues con los esfuerzos que han hecho para que sus derechos no sean pisoteados, han hecho que el proyecto de ejecución que pone en peligro el modo de vida de muchos baserritarras se alargue en el tiempo, y creemos que pueden servir de ejemplo a muchas personas de toda Euskal Herria que en estos momentos se encuentran en la misma situación. Por otro lado, queremos agradecer las muestras de apoyo y solidaridad que han llegado en forma de visitas de personas de todas las edades de los pueblos de Goierri, que muchas veces, preocupadas por el bienestar de los opositores en los árboles, se han acercado con un poco de comida a hacernos compañía. Por último, hemos podido comprobar que el movimiento contra el TAV, además de ser amplio y plural, es un movimiento que se mantiene firme y prueba de ello han sido las numerosas muestras de apoyo caracterizadas en acciones vistosas como ha sucedido en Bilbo, Donostia, Portugalete y Durango, y también en numerosas plazas de pueblos en los que se ha dado a conocer la acción de Itsasondo, pues aunque la acción se haya llevado en Goierri, los alrededor de 25 opositores al TAV que han estado por turnos en los árboles, proceden de diversos rincones de toda Euskal Herria. Por último, querríamos hacer un llamamiento a participar en las siguientes movilizaciones:

  • 13 de octubre, martes, a las 12:00, concentración enfrente de los juzgados de Tolosa para
    denunciar el juicioa seis personas de Goierri por protestar contra el TAV.
  • 17 de octubre, a las 17:00, manifestación contra el TAV en Baiona, desde la sala Lauga.

Opositores al TAV en la acción de Itsasondo
AHT Gelditu! Elkarlana de Goierri

9 de octubre de 2009