Aprender a vivir con el paso del AVE bajo los pies

Una familia de Dornelas está a la espera de que arreglen los desperfectos de su casa.

El Correo Gallego. MÓNICA GONZÁLEZ SILLEDA

Todavía siguen las obras. Pero los fuertes y molestos estruendos de las primeras semanas se han disipado. "Aquelo era moito", dice Alicia Villanueva. Su casa, en la parroquia de Dornelas (Silleda) está justo encima del túnel de O Portiño, en el tramo Santiago-Ourense del Tren de Alta Velocidad (TAV).

El otoño pasado la familia volvió al hogar. Estuvieron un año residiendo en un piso que le pagó la constructora para evitarle más molestias cuando los trabajos se acercaron a la vivienda... con el consecuente efecto. "Neso portáronse moi ben con nós", añade. Pero al regreso comprobaron que existían algunos daños colaterales. En las paredes de la casa y en la chimenea pueden apreciarse varias grietas.

Algunas ventanas también sufrieron los efectos de las vibraciones y ya cambiaron dos por su cuenta para pasar este invierno. Las columnas del portal de la entrada también se han resentido, como el piso de la cocina, y la humedad ha comenzado a formar parte de la decoración.

La adjudicataria del tramo les informó que se harían cargo de las reparaciones. Pero según explican Alicia y su hija, ya han acudido en al menos dos ocasiones a las oficinas con sendos presupuestos para las reparaciones y acta notarial en mano, y siguen sin saber nada.

"Aínda vai volver outra vez o inverno e seguimos igual", añade Alicia. La vivienda no fue expropiada. "Moito ten aguantado esta casa", dice mirando hacia la chimenea con temor de que se desplome de un momento a otro. Sólo quieren que la reparación de los desperfectos llegue cuanto antes. Saben que después de las obras les quedará aprender a vivir con la alta velocidad pasando bajo sus pies. "Os responsables da obra explicáronnos que iba a moita profundidade e que non íbamos a notar nada", dice con resignación.

Esta redacción se puso ayer en contacto con responsables del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que prometieron dar su versión en cuanto tengan más detalles sobre este caso.

Etiqueta(s):