Desmantelan el vallado de las obras en Luku

GARA. LUKU

Decenas de personas desmantelaron ayer el vallado de las obras del Tren de Alta Velocidad (TAV), instalado entre las localidades de Luku y Miñao Goien, para denunciar la «inminente ocupación» de 55.000 metros cuadrados de tierras de cultivo. Un total de siete personas fueron identificadas por la Ertzaintza.

AHT Ez Gunea! quiso mostrar, mediante esta acción de protesta, su «rechazo» a esta nueva «ocupación y destrucción de tierras agrarias» por las obras del TAV, y exigió, una vez más, la paralización de este proyecto de «enorme impacto ecológico y social». Hizo, asimismo, un llamamiento a todas las personas y colectivos contrarios a la llamada “Y vasca” a «impulsar acciones de desobediencia y resistencia civil contra el proyecto» del TAV y a unirse al espacio de resistencia instalado en Urbina.

AHT Gelditu! Elkarlana, por su parte, exigió que se respete la decisión que se adopte en la consulta popular de Aramaio y criticó duramente los nuevos tramos licitados por el Ministerio de Fomento español.