¡Expropiaciones Forzosas NO! No más hormigón en el Urumea

Hoy a las 8:30h de la mañana una veintena de personas hemos realizado una concentración contra el TAV ante el Ayuntamiento de Donostia para manifestar el rechazo a las expropiaciones forzosas de las tierras de Martutene afectadas por este destructivo proyecto. Portando una pancarta con el lema "Urumean porlan gehiago ez! AHT Gelditu!", "Expropiaciones forzosas no! ¡Parad el TAV!", hemos coreado durante la protesta numersos consignas contrarias al TAV a la vez que se han repartido hojas informativas en la calle.

En cuanto a las expropiaciones, es preciso mencionar que el Ayuntamiento de Donostia se ha negado a firmar en sus dependencias las actas de expropiación correspondientes a tres parcelas afectadas de terreno público, solicitando a los representantes del Ministerio de Fomento llevar a cabo el levantamiento de las actas en los terrenos afectados.

Ver también la denuncia que hicimos pública respecto a estas expropiaciones de tierras en Martutene para la "Fase provisional" de acceso del TAV a Donostia.

Grupo contra el TAV de Donostia

Hoja informativa repartida:

¡EXPROPIACIONES FORZOSAS NO!
¡PARAD EL TAV!

Manifestamos ante el Ayuntamiento de Donostia nuestro rechazo al levantamiento de actas de expropiaciones forzosas de las tierras de Martutene afectadas por la “Y Vasca” que Fomento ha ordenado llevar a cabo los días 13 y 14 de junio en el consistorio donostiarra.

El TAV destruye la tierra y derrocha dinero público con arreglo a intereses privados, precisamente cuando es prioritario responder a una infinidad de necesidades sociales que se quedan sin cubrir.

Pero además, denunciamos que las expropiaciones ordenadas por Fomento en Martutene sobre la base de una “Fase Provisional” revelan la improvisación con la que se está promoviendo el acceso del TAV a Donostia y provocan una mayor indefensión en los afectados: destaca por su gravedad el caso del caserío Goiatz-Berri, que actualmente pretende ser expropiado y derribado al coincidir con las obras de la “Fase Provisional” cuando nunca antes fue afectado por el proyecto del TAV.

La lamentable situación del caserío Goiatz-Berri resume todo lo que viene sucediendo en el Urumea: primero fue destruida una buena parte de sus tierras e invernaderos de flores por la Autovía y el Segundo Cinturón, y ahora el caserío se encuentra amenazado de muerte por una “Fase provisional” de acceso del TAV. También debe mencionarse la situación del caserio Agirretxe: primero se vieron obligados a derribar su antigua morada en la vega de Martutene al haber quedado en condiciones de inhabitabilidad a la sombra del enorme viaducto del Urumea del Segundo Cinturón, a la vez que el enlace de la Autovía a Astigarraga destruía parte de sus tierras, y ahora se encuentran con que el inesperado acceso “provisional” del TAV a Donostia pasa a pocos metros de su nueva vivienda...   

Solamente la superficie de tierras a expropiar en Martutene para las obras de la “Fase provisional” del TAV alcanza una extensión de 150.000 metros cuadrados de tierras en su mayor parte de carácter rural.

Junto con las tierras agrarias, el río Urumea es el entorno más afectado por esta obra. Estas expropiaciones se enmarca en el tramo “Hernani-Astigarraga”, constituido básicamente en estos dos municipios por el viaducto de Hernani-Ergobia de 1’025 Km de longitud y que cruza tres veces el río Urumea asentado sobre 76 pilares de hormigón que deberán cimentarse en profundidad, destrozando el entorno del río.

Por si fuera poco, el viaducto  incluye en Ergobia la construcción de una gran plataforma de cemento de 40 metros de anchura y 140 metros de longitud, definida en los planos como “Entrada a la futura Estación de Astigarraga”... Es decir que tras las la “Fase Provisional” todavía esperan poder construir la “solución definitiva”, ejecutando toda una serie de grandes obras que acabarán por destruir el río y las riberas del Urumea .

¡STOP A LA DESTRUCCION!
¡TENEIS EL CORAZON LLENO DE HORMIGON!

Etiqueta(s):