Subidos al Árbol de Gernika para defender los robles frente al TAV