«Hablamos de un sistema que ha comprado consejos de ministros»