Hemos terminado pero no nos rendimos: la Asamblea contra el TAV dice adiós

Hemos terminado  pero no nos rendimos: la Asamblea contra el TAV dice adiós

Mediante este texto los grupos que componemos la Asamblea contra el TAV queremos haceros saber a todos los que habéis estado a nuestro lado que damos por finalizada esta herramienta de coordinación. Esta decisión se toma desde una reflexión sobre nuestras fuerzas y sobre la situación de la lucha. Aun así, los grupos locales, individuos y otros colectivos seguiremos gritando NO al TAV y trabajando por otro modelo social. Y seguiremos utilizando el nombre de la Asamblea contra el TAV  hasta que finalicen todos los juicios pendientes.

Hagamos un poco de historia. La Asamblea contra el TAV nació el año 1993 y para entender su nacimiento es imprescindible tener en cuenta el movimiento contra de la autovía de Leizaran, las solidarias y los solidarios con Itoitz, las luchas anticapitalistas de la época y demás. De ahí algunas de nuestras características más relevantes, por ejemplo, el funcionamiento autónomo de la Asamblea, la no admisión de alternativas, definirnos como anticapitalistas, antidesarrollistas y asamblearios, y organizarnos de forma horizontal.

En los comienzos, la Asamblea empezó dando a conocer de modo directo las consecuencias sociales, económicas y ecológicas que conllevaría este proyecto (marchas montañeras, charlas, informes, octavillas) impulsando la desobediencia y la acción directa. Y denunciando el trasfondo del proyecto y a los responsables de este. Del mismo modo, se organizarán las convertidas en un referente importante acampadas contra el TAV de verano, siendo la primera en 1996.

Años más tarde, surgirán cada vez más sectores sociales en contra del TAV y en consecuencia, en 2001 - después de la aprobación definitiva de la Y griega vasca – conformamos la plataforma AHT Gelditu! Elkarlana.

Con el comienzo de las obras (en 2006) se dieron momentos que podríamos catalogar como puntos de inflexión: el propio comienzo, el punto de resistencia de Urbina creado como respuesta al comienzo de las obras, las marchas a las zonas de obra, la represión policial y judicial, y acciones imaginativas y variadas (alegaciones, plantos contra las expropiaciones, sabotajes, manifestaciones multitudinarias, encadenamientos, acciones en los arboles...).

Estos fueron los años más intensos. A partir del 2009 el movimiento se relajó en muchos valles y desaparecieron algunos grupos. Para entender este cambio podemos nombrar algunos factores: aunque el proyecto no se encontraba muy desarrollado la resignación creada por la destrucción, la represión, el ser esta una lucha de larga trayectoria, conflictos internos y la desmovilización general que vivimos en Euskal Herria. En esta situación de debilidad la Asamblea general a perdido su función de coordinación y por tanto hemos decidido darla por finalizada.

Esto no significa que demos la lucha por finalizada. Por un lado, las asambleas anti TAV de los pueblos, los grupos antidesarrollistas e individuos que han estado y están en esta lucha siguen trabajando. Por otro lado, existen más colectivos luchando contra esta infraestructura: AHT Gelditu!Elkarlana, Mugitu!mugimendua y CADE por ejemplo. Además tenemos que hacer frente a las consecuencias de la lucha y estamos a la espera de varios juicios, entre ellos, las acciones realizadas en Txingudi y Megapark y la ocupación de las minas de Itsasondo, y las que estarían por venir.

Al igual que la Asamblea se nutrió de otras muchas luchas, esperamos haber aportado a las luchas de hoy y aportar a las de mañana. Sin entrar en negociaciones inertes, dimos un NO rotundo al TAV (AHTrik EZ eta KITTO! ¡TAV NO y PUNTO!) como continuación asumimos el lema “ni aquí ni en ninguna parte” (ez hemen ez inon) y varios movimientos los han hecho suyos. En nuestro día a día en vez de focalizar el problema en el TAV, lo colocamos en el modelo social siendo el TAV el exponente de este modelo. Al ser el TAV uno de los ejes del sistema capitalista, hacer frente durante muchos años a este proyecto y luchar en su contra ha logrado que lo hayamos herido. Este sistema nos da más ejemplos: autopistas, canteras, Fracking, polígonos industriales, gigantescos parques eólicos, transgénicos, plantaciones de pino, la alta tensión y un largo etcétera. Hoy día muchos de los que luchan contra de estos proyectos entienden el desarrollismo en su totalidad y hemos creado puentes  para compartir y lazos de apoyo mutuo.

Lo aprendido entre nosotros ha sido muy enriquecedor. Aunque el proyecto del TAV siga adelante la lucha de la Asamblea no ha sido estéril (el retraso de las obras, las redes creadas entre nosotras, las experiencias de las acampadas, los debates con contenido, la desobediencia y la acción directa, es mucho y variado lo aprendido).

Después de todo lo dicho, por nuestra parte, a nivel personal y local, tomamos el compromiso de seguir luchando en contra del TAV y de la destrucción y hacemos un llamamiento a la sociedad vasca a salir a la calle, luchar hasta terminar con este sistema y librar a la tierra de las zarpas del capital.

AHTrik EZ! ¡TAV NO!
Ez hemen ez inon! ¡Ni aquí ni en ninguna parte!
Txikizioa gelditu! ¡Parar la destrucción!

Asamblea Contra el TAV
24 de noviembre del 2012 


Jatorrizko adierazpena euskaraz [pdf]:

Etiketa(k):