El juez impide la consulta popular sobre el TAV convocada para este fin de semana en Aramaio

Noticias de Gipuzkoa. Donostia. EFE

El referéndum iba a coincidir con la elección de alcaldes pedáneos. Adif adjudica las obras de dos tramos de la 'Y' vasca entre Vitoria y Bilbao.

El juez suspendió ayer la decisión del Ayuntamiento de Aramaio (Álava) para hacer una consulta popular sobre el trazado del Tren de Alta Velocidad este fin de semana, según informaron fuentes de la delegación del Gobierno.

El delegado en la Comunidad Autónoma Vasca (CAV), Paulino Luesma, ordenó a la Abogacía del Estado que recurriera la consulta, y el titular del juzgado de lo Contencioso-administrativo número 2 de Vitoria decidió ayer darle la razón.

Luesma explicó que la Corporación de Aramaio había decidido "utilizar el proceso de elección de alcaldes pedáneos en el municipio durante este fin de semana para llevar a cabo una consulta sobre el Trazado de Alta Velocidad".

Según el delegado del Gobierno, esta decisión del Consistorio vulnera el artículo 71 de la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local "que exige el acuerdo previo por mayoría absoluta del Pleno y la autorización del gobierno de la Nación para la convocatoria de un consulta".

licitaciones También ayer, Adif, gestor de infraestructuras ferroviarias, aprobó por un importe de 207,5 millones de euros la adjudicación de las obras de dos tramos de la Y vasca y la licitación de otras dos en el corredor Vitoria-Bilbao, cuyo trazado está ya en fase de obras en la mayor parte de su recorrido.

Según informó Adif, con estas adjudicaciones y licitaciones son ya trece los tramos de este corredor que se encuentran en fase de obras, y sólo quedan pendientes de adjudicación o licitación otros cuatro tramos, además de las integraciones urbanas de ambas capitales. Los dos tramos adjudicados son Amorebieta-Lemoa y Amorebieta-Amorebieta, los primeros que se realizan en territorio vizcaíno, por un importe conjunto de 113 millones de euros.

El primero de ellos, Amorebieta-Lemoa, de 3,45 kilómetros de longitud, ha sido adjudicado a la UTE formada por Urazka Construcciones y Cosan-Corviam Construcción por un importe de 45 millones y tiene un plazo de ejecución de 26 meses.

En este tramo se incluyen los túneles de Ganzelai, San Román y Marrageruena, de 1.365, 725 y 326 metros, respectivamente, y el viaducto sobre la futura autovía Boroa-Lemoa.

El tramo Amorebieta-Amorebieta, de cinco kilómetros, discurre íntegramente por este municipio y se ha adjudicado a la UTE formada por Construcciones y Promociones Balzola, Construcciones Moyua y Azvi por un importe de 68 millones de euros con un plazo de ejecución de 27 meses.