El Parlamento rechaza establecer un calendario concreto de obras de la 'Y'

El País EDUARDO AZUMENDI - Vitoria

EB se desmarca de nuevo de sus socios de gobierno sobre la alta velocidad

Los reiterados retrasos que han sufrido las obras de la Y ferroviaria, la infraestructura más importante jamás proyectada en Euskadi, llevó ayer a los partidos que la apoyan a mostrarse cautos y no comprometerse con fechas precisas. Por ello, el PNV, EA y el PSE rechazaron en el Parlamento una propuesta de los populares que pretendía que el Gobierno fijase antes de finales de año un calendario concreto de los trabajos que contemplase la redacción de proyectos, la licitación y ejecución de obra, así como la puesta en marcha de la línea férrea de alta velocidad. La intención del PP era contar con un elemento más para controlar y fiscalizar la labor desarrollada por el Ejecutivo de Vitoria, al menos en el corredor guipuzcoano, el tramo de cuya construcción se ha hecho cargo.

Los dos partidos nacionalistas y el PSE dieron una larga cambiada a la propuesta de los populares y sacaron adelante con la mayoría de sus votos otra iniciativa de caracter mucho más genérico en la que se reitera el carácter de apuesta estratégica que tiene la Y para Euskadi y en la que se insta a los gobiernos vasco y central a que trabajen para poner en marcha cuanto antes la línea. Las últimas previsiones del Departamento de Transportes y Obras Públicas señalan como fecha más realista para la entrada en servicio de toda la red el año 2013. Muy lejos de 2010, ejercicio que en su momento estableció la Unión Europea para que el trazado se hallase operativo. La defensa de la Y llega en un momento especialmente delicado para esta infraestructura, justo cuando ETA la ha colocado entre sus objetivos prioritarios.

El parlamentario del PP Borja Semper resaltó la importancia del proyecto y la necesidad de que se gestione con eficacia. "Falta una correcta planificación que incluya un cronograma o un calendario, porque será una herramienta fundamental para que haya un correcto control del Legislativo sobre el Ejecutivo", destacó.

El PNV, EA y el PSE reclamaron a los populares una actitud más constructiva y que materializase su apoyo a la infraestructura respaldando las medidas en curso para sacar adelante el tren de alta velocidad. El proyecto de presupuestos de Transportes recoge una partida de 533 millones de euros para el próximo año para ir ejecutando obras y proyectos en el ramal guipuzcoano.

Recurso de Luesma

El debate fue aprovechado nuevamente por EB para desmarcarse de sus dos socios de gobierno (el PNV y EA) y mostrar su total rechazo al proyecto. Aralar y EHAK también se mostraron en la misma línea, defendiendo ambos la necesidad de que sean los ciudadanos los que expresen mediante un referéndum su acuerdo o no con el tren de alta velocidad.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Paulino Luesma, anunció ayer que tratará de impedir la celebración de una nueva consulta popular sobre la Y en un ayuntamiento gobernado por ANV, en este caso el de Elorrio, convocada para el 2 de diciembre. También ha recurrido la consulta que el municipio guipuzcoano de Anoeta ha convocado para esa misma fecha.

Un proceso similar se siguió en el caso del consistorio alavés de Aramaio. Un juez llegó a ordenar la suspensión cautelar del proceso, pero al final el alcalde organizó la votación y se consumó. El 97% de los 673 vecinos que participaron en la consulta se mostró contrario a la línea de alta velocidad.

Etiketa(k):