DESCARGA

ETCÉTERA 54

¿Nos queda la palabra? ¿Queda la palabra si no es capaz de detener la barbarie: Ayotzinapa, para ponerle un solo nombre? En la duda, aún la utilizamos para nombrar la brutalidad del capital, de la relación social que impone, y para nombrar nuestras resistencias y la construcción de nuestra vida en común.
 

  • Continuamos en esta nueva entrega de Etcétera con las cuestiones mayores de siempre: la tendencia de este modo de producción de mercancías a colonizar todo el espacio y extender su dominio y explotación sobre la naturaleza y sobre la humanidad ley que establece una correlación fatal entre la acumulación del capital y la acumulación de la miseria. y su rechazo por parte de esta misma humanidad que, en su contra, avanza la acción directa, la afinidad, la coope- ración, la ayuda mutua, la autogestión, la autonomía, la lucha por una sociedad verdaderamente humana.
     
  • Continuamos analizando en esta época de guerra la geoestrategia bárbara de los Estados (del capital) en su continuada estrategia de la tensión y de la cultura del miedo para confundirnos y atemorizarnos.
     
  • Continuamos criticando las transformaciones  que en esta era técnica se introducen para aumentar nuestra desposesión. Nos fijamos en concreto en la economía corporal y los cambios en el cuerpo de la mujer en relación a la maternidad asistida, cambios que visibilizan las nuevas formas de dominación.
     
  • En la Correspondencia anotamos cartas y escritos que nos han llegado, y visitamos en Hemos recibido un buen puñado de libro
                                • Etcétera, marzo 2015