Posted on octubre 18, 2014 in Activismo, Econom√≠a, Ideas by miki1 Comment »
Hemos conocido un proyecto que utiliza una economía diferente, una economía basada en la generosidad y la confianza, con un impacto medioambiental casi nulo y un impacto social  muy positivo. Hemos hablado con su promotor, que le gustaría que el modelo se replicara en otros sitios. Como conoce y ha experimentado el poder del anonimato, no diremos su nombre ni dónde ocurre.
En una casa de Madrid le ofrecen generosamente el sal√≥n de su casa (no le piden nada), esta persona ofrezce generosamente sesiones de yoga, as√≠ como un espacio para¬†resolver y compartir dudas, aprender colectivamente… y tampoco pide nada a cambio. Las personas pueden contribuir al proyecto, al menos, de dos maneras distintas. Bien pueden contribuir con algo de dinero en una bolsita de tela negra, donde la daci√≥n es an√≥nima. Ese dinero se utiliza para fomentar din√°micas de generosidad an√≥nima entre las personas. Otra forma en la que pueden contribuir es de forma directa, mediante estas acciones de amabilidad an√≥nima. ¬ŅC√≥mo?Pues mediante unas tarjetas, por ejemplo, donde explican y animan a seguir la din√°mica de generosidad. Por ejemplo, puedes dejar pagadas dos cervezas en un bar con esta tarjeta, y la persona siguiente recibir√° (honestidad del camarero mediante) ese regalo, o puedes sacarle la basura al vecino y dejarle la tarjeta, o destenderle y doblarle la ropa (si est√°s en una corrala, por ejemplo) y dejarle esta tarjeta, o pillar alguna macetilla con una planta, entrar en cualquier portal y dejarle la maceta con la tarjeta a quien sea, o dejar pagado un d√©cimo de loter√≠a para el siguiente… el l√≠mite es la creatividad…

tarjeta1tarjeta2
Para las personas que est√°n en su proceso espiritual (la espiritualidad no es sino un camino para disminuir la individualidad y abrirte y contectarte con el mundo y los seres que lo habitan), estas acciones son un ejemplo de karma yoga (o yoga de la acci√≥n), una acci√≥n honestamente desinteresada donde te entregas a la acci√≥n, con confianza, donde te abres a la generosidad y no permaneces para recibir los frutos de tu acci√≥n, como el √°rbol que no disfruta del sabor de sus frutos, como el mar que no es capaz de saborean ni una gota de su agua… Que no quede mencionar esa sensaci√≥n de conexi√≥n sutil que queda entre las personas que dan y reciben de forma an√≥nima…Por otro lado, como activista, esta pr√°ctica te permite un cambio de paradigma. Normalmente tenemos una esfera de influencia visible (los resultados de las acciones que vemos) y una esfera de influencia invisible (una que no podemos controlar, m√°s imprevisible). Gran parte de la frustraci√≥n como activista llega porque basamos el √©xito de nuestras acciones en la consecuci√≥n de los objetivos que nos hemos marcado, es decir, pensamos linealmente. Y sin embargo, gran parte de los resultados de nuestras acciones nos pasan inadvertidos sin que nos den √°nimos para continuar. Los actos de generosidad an√≥nima entrenan a la mente a renunciar a la esfera de influencia visible y basar el sentido de nuestras acciones en nuestras acciones en s√≠ mismas (lo importante es el proceso) y tener una plena confianza en esa esfera invisible de influencia. As√≠ aprendemos a utilizar un pensamiento no lineal, m√°s cercano a la realidad. Y ponemos los cimientos para un activismo como forma de vida, un activismo que no te desgasta, sino que te aporta porque tiene su sentido en s√≠ mismo. Si todas las personas que se acercaran al activismo permanecieran porque disfrutan cambiando la sociedad, en pocos a√Īos habr√≠a un cambio de facto incre√≠ble. Adem√°s, pasas de una individualidad a una suerte de colectividad, prepar√°ndote mejor para procesos colectivos, tan necesarios para el cambio social…

As√≠ es como un peque√Īo acto de generosidad se amplifica, se infiltra a trav√©s de los corazones de las personas y va cambiando la sociedad, gota a gota… Es una forma de activismo poco com√ļn, que no es compatible con los procesos de cambio colectivo sino, muy al contrario, es de gran ayuda a estos!!

Si deseas fomentar la generosidad no dudes en utilizar estas u otras im√°genes (en la variedad est√° el gusto), imprimirte unas cuantas… y empezar a fomentar din√°micas basadas en la generosidad, la amabilidad y la interdependencia entre los seres. Peque√Īos actos revolucionarios del d√≠a a d√≠a… :-)

Hace unos días Antonio Turiel, creador del blog sobre el pico del petróleo The Oil Crash, ponía el grito en el cielo, al igual que gran parte de la comunidad decrecentista, tras el anuncio de Pablo Iglesias de fichar a Vicenç Navarro y Juan Torres (dos economistas de Attac) para su programa económico.

En un momento en el que hab√≠a un lamento colectivo por la apuesta de Pablo Iglesias por el keynesianismo, Antonio Turiel lo llev√≥ a la esfera p√ļblica m√°s mayoritaria.

http://www.eldiario.es/ultima-llamada/Podemos_6_313278693.html

Sorprendentemente, Juan Torres se desmarca del supuesto keynesianismo por el que era conocido (aunque las críticas infundadas de Vicenç Navarro al decrecimiento tampoco ayudaban a dibujar otro perfil). El artículo no tiene desperdicio.

http://www.eldiario.es/zonacritica/Respuesta-invenciones-Antonio-Turiel_6_313978606.html

Lo bueno de todo este malentendido es que Juan Torres ha hablado muy claro criticando al crecimiento por el crecimiento, al PIB y dibujando un claro objetivo y requisito, que es el respeto a los límites de la naturaleza.

Que m√°s gente lo sepa: no hay justicia social sin justicia medioambiental!!

Posted on octubre 3, 2014 in Activismo by mikiNo Comments »
Desde DECRECEMADRID os invitamos a una ASAMBLEA EXTRAORDINARIA¬† el PR√ďXIMO MI√ČRCOLES. Presentaremos nuevas ideas y l√≠neas de trabajo¬†para pr√≥ximo curso que queremos enriquecer con las vuestras.¬†

 

 

 

¬ŅCu√°ndo?

 

8 DE OCTUBRE, miércoles, a las 20 HORAS

 

¬ŅD√≥nde?

 

PATIO MARAVILLAS

 

(c/ Pez 21, Malasa√Īa)

 

(1¬ļ izquierda)

 

 

 

Antes del plenario que celebraremos a finales de este mes, llevaremos a cabo una asamblea en la que presentaremos brevemente qu√© es el decrecimiento y¬†haremos un repaso de la actividad del colectivo destacando el √ļltimo periodo, con la idea de construir entre todos y todas una nueva etapa. Para ello recogeremos esas grandes y peque√Īas ideas que ten√©is hace tiempo rond√°ndoos por la cabeza y buscaremos la mejor forma de transformarlas en acciones.

 

También será una oportunidad para aquellas que quieran participar en el colectivo o tejer redes con nosotras desde otras iniciativas.

 

Si estás interesada en conocernos, te apetece participar puntualmente, contarnos lo que llevas un tiempo dando vueltas en tu cabeza o siempre has querido involucrarte más pero nunca has sabido cómo, ¡¡¡este es el mejor momento!!!

 

  Esperamos contar con tu/vuestra presencia
 
Porque el decrecimiento se construye entre todas…

 

¬°Salud!

 

Posted on septiembre 21, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatan1 Comment »

Tras el descanso de agosto, aquí está la práctica decrecentista del mes de septiembre.

 

El transporte privado en coche particular es uno de nuestros h√°bitos m√°s contaminantes y derrochadores de energ√≠a. En un mundo decreciente su uso se deber√≠a ver muy reducido, siendo habitual no tener veh√≠culo propio y realizar menos desplazamientos, o bien hacerlos en transporte p√ļblico, en bicicleta o incluso andando. Pero por ahora sigue habiendo muchas ocasiones en las que es necesario desplazarse y no hay una buena opci√≥n alternativa. En estos casos, una forma de reducir el impacto ecol√≥gico es compartir veh√≠culo: si varias personas viajan (a la vez o por turnos) en el mismo coche en vez de usar cada una el suyo, se gasta menos, se contamina menos y adem√°s resulta m√°s econ√≥mico.

 

 

Compartir coche con familiares, amigos o compa√Īeros de trabajo es algo que se hace desde siempre y no presenta particulares problemas, pero tiene un alcance limitado: s√≥lo se puede hacer si coincidimos en trayecto y tiempo con alguien. Recientemente se est√°n popularizando redes que aprovechan las capacidades de Internet para conectar personas y poder compartir, sin que tengan que conocerse necesariamente. Aqu√≠, claro, el problema es la confianza: ¬Ņc√≥mo fiarme de alguien a quien no conozco para algo como hacer un viaje juntos? La mayor√≠a de plataformas usan para eso el mecanismo de valoraciones “peer-to-peer”. Los usuarios del sistema pueden valorar a las personas con quienes hayan interactuado, al estilo de eBay, y as√≠ cada cual va acumulando un status seg√ļn lo que opinen los dem√°s, que sirve para saber si es alguien en quien se puede confiar o si es m√°s bien informal o de no muy buen trato.

 

Estos sistemas tienen una ventaja adicional, adem√°s de la reducci√≥n en contaminaci√≥n y en n√ļmero de veh√≠culos: como en cualquier otro sistema colaborativo, permite conocer a personas nuevas, crear redes cercanas y descubrir los beneficios de la colaboraci√≥n y el apoyo mutuo.

 

Para saber m√°s:
Entrevista al “country manager” de carpooling.es
La huella ecológica del transporte
Los problemas del coche (Ecologistas en Acción)
Directorio de recursos sobre compartir coche

 

Ahora mismo:

  • La opci√≥n de compartir coche con conocidos siempre es algo a tener en cuenta, aunque a menudo no se nos ocurre. Por ejemplo, en nuestro recorrido diario para ir y venir al trabajo, muchas veces hay personas que viven cerca y trabajan en el mismo sitio, y podr√≠an coordinarse para ir turn√°ndose e ir cada d√≠a en el coche de una de ellas, en vez de cada una en el suyo.

 

Poco a poco:

  • “Carpooling”: ¬Ņtienes que hacer un viaje y planeas hacerlo en coche, pero no tienes con qui√©n compartirlo? Puedes ir a Blablacar, Amovens o Carpooling.es y buscar alguien que vaya a hacer el mismo recorrido que t√ļ en la misma fecha (ver el directorio de recursos m√°s arriba).
  • O bien, ¬Ņhaces desplazamientos peri√≥dicos siempre por el mismo trayecto, para ir al trabajo, por ejemplo? Puedes ir a Carpling o Autogether y buscar gente que coincida.
  • Una posibilidad curiosa es no compartir el coche, sino la plaza de aparcamiento, en las horas o fechas que no la uses. Sitios como BePark, WeSmartPark o ParkingHood permiten conectar personas que buscan aparcamiento con plazas libres, optimizando el espacio y reduciendo el n√ļmero de veh√≠culos que circulan buscando sitio.
  • Tambi√©n puede ser interesante compartir taxi. En JoinUpTaxi o TaxiSostenible puedes buscar gente para compartir un trayecto en taxi y as√≠ ahorrar costes. Aparte del concepto colaborativo, puede reducir la contaminaci√≥n si sirve para evitar viajes en veh√≠culo propio.

 

A fondo:

  • “Carsharing”: hay otra opci√≥n que a mucha gente le puede sorprender: ¬°no tener veh√≠culo propio!. Si realizas la mayor√≠a de tus desplazamientos en transporte p√ļblico y s√≥lo necesitas el coche de forma puntual, puedes apuntarte a Avancar, RespiroMadrid, BlueMove o ClickCar y alquilar uno por horas, s√≥lo las que vayas a usar. Para un uso poco frecuente, puede salir m√°s econ√≥mico que si sumamos el precio del coche en s√≠ m√°s los gastos de mantenimiento, seguros y aparcamiento, adem√°s de evitarnos el tiempo y espacio que le dedicamos. Y ecol√≥gicamente, es mejor tener menos veh√≠culos funcionando m√°s tiempo, que muchos que est√°n la mayor parte del tiempo inactivos.

Hace unos d√≠as nos dieron unos melocotones maduros, unas uvas en perfecto estado y unos higos que iban a tirar a la basura…

 

Ayer, tras pelar y deshuesar los melocotones, quitar las pipas de las uvas f√°cilmente con un cuchillo y quitar el rabito de los higos, los puse a hervir durante horas y horas… a fuego lento el calor fue convirtiendo los az√ļcares complejos (sin sabor dulce) en az√ļcares simples (dulcecitos!!). Esta ma√Īana pas√© la batidora y lo volv√≠ a calentar… tras un ratete hirviendo y espesando mientras desayunaba, calent√© agua para esterilizar unos botes.

 

Llegado el momento, introduje con una cuchara el dulce brebaje en los botes, los fui cerrando y dando la vuelta. Tras enfriarse me han quedado cuatro botes de mermelada de melocot√≥n, uvas e higos que iban a tirar a la basura, y sin az√ļcar a√Īadido!!!

 

Se conserva gracias al calor (que mata los bichitos que había) y al vacío que se crea al enfriarse en los botes bocabajo (que impide que más bichitos entren).

 

 

Y calentarlo durante horas ¬Ņno contaminar√° mucho? Pues desde luego mucho menos que el CO2 liberado al cultivar y transportar el az√ļcar desde los confines del mundo.

 

Mermelada gratuita (o barata si es que pagas luz o gas) y sana hecha a partir de frutas que iban a tirar a la basura… el decrecimiento mola.¬†

Posted on julio 20, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatan2 Comments »

Aquí está la práctica decrecentista del mes de julio.

 

Si queremos evitar la catástrofe ecológica, una de las mayores prioridades es buscar la manera de fabricar menos objetos materiales para nuestro consumo, y así reducir la explotación de recursos naturales. Y también es importante aprender a salir de la presión consumista, que nos empuja a comprar cosas nuevas y gastarlas lo más rápido posible para poder volver a comprar, lo cual es un desastre tanto desde el punto de vista ecológico como humano.

Para ello, la acci√≥n individual consiste en preguntarse, antes de comprar algo, si realmente lo necesitamos y, en caso afirmativo, si tenemos que comprarlo o si podemos pedirlo prestado o compartirlo con alguien. En muchos casos descubriremos que gran cantidad de los objetos que adquirimos son usados pocas veces o ninguna, y acaban archivados en alg√ļn rinc√≥n o directamente en la basura, pero a√ļn as√≠ sentimos la presi√≥n para tenerlos, presi√≥n que en buena parte es inducida por la industria.

 

Esto es fundamental: si la mayor√≠a de personas empezase a aplicar este criterio y consumir menos, el sistema econ√≥mico tal como est√° establecido entrar√≠a en recesi√≥n, produciendo paro y pobreza. Pero esto lo √ļnico que indica es que el sistema est√° mal planteado, y que es necesario un cambio profundo, buscar otros sistemas que repartan mejor la riqueza y el trabajo, que no necesiten un consumo forzado para ser viables, como los que propone el Decrecimiento (pero este es otro tema, aqu√≠ hablamos de las acciones individuales).

 

Para saber m√°s:

http://www.decreteca.org/es/content/comprar-tirar-comprar
http://www.consumoresponsable.org/criterios/criterios_ambientales
http://mecambio.net/ropa-muebles-objetos/
http://florentmarcellesi.eu/2014/04/01/europa-2030-la-gran-transformacion-ecosocial

 

Ahora mismo:

  • Reflexi√≥n individual o con amistades sobre cu√°ntos objetos tenemos en casa y nunca usamos. Recordarlo la pr√≥xima vez que vayamos a comprar algo.
  • Acostumbrarse a pedir cosas prestadas a familiares u otras personas conocidas, o adquirir productos entre varias personas, para¬†compartir.
  • Usar m√°s los servicios de pr√©stamo, como las bibliotecas, o la compra de art√≠culos de segunda mano.
  • Intentar reparar objetos averiados en vez de tirarlos y comprar nuevos.

 

Poco a poco:

 

A fondo:

  • Participar en proyectos de la “econom√≠a del regalo”:¬†tiendas gratis,¬†bookcrossing, “no lo tiro“, o¬†cadena de favores. Si nos sobra algo, ¬Ņpor qu√© no simplemente d√°rselo a alguien que le haga falta, incluso a personas desconocidas, sin esperar una reciprocidad directa? ¬ŅPor qu√© no confiar en que cuando necesitemos algo en otro momento, quiz√° alguien nos lo pueda dar tambi√©n?
  • Simplicidad voluntaria: aprender a desprenderse de las cosas que necesitamos menos. Ser consciente de lo que nos ahorramos en trabajar para ganar dinero para comprarlas, y en espacio y energ√≠as de guardarlas y mantenerlas organizadas.
Posted on junio 21, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatanNo Comments »

Aquí está la práctica decrecentista del mes de junio.

 

En la sociedad moderna hemos colocado al dinero en el centro de nuestra actividad,¬†m√°s a√ļn quiz√° que en otras √©pocas, y podr√≠amos llegar a decir que este es nuestro principal problema.¬†El origen, tanto de la crisis m√°s directa que vivimos (puramente econ√≥mica) como de las otras, ambientales y sociales, que tenemos encima, est√° en la forma en que el dinero pas√≥ de ser una herramienta a ser su acumulaci√≥n ilimitada un objetivo en s√≠ mismo, priorizado casi por encima de cualquier otra cosa.

 

Dentro de las corrientes de transformaci√≥n actuales hay movimientos que aspiran a reducir o eliminar el uso del dinero, o a reinventarlo desde cero, creando nuevas monedas sociales o virtuales. Otros en cambio, sin modificar la estructura del dinero, pretenden cambiar el modo en que lo usamos, y sobre todo las prioridades y principios que nos mueven durante su manejo. En este segundo bloque se encuentran las llamadas “finanzas √©ticas”.

Dinero ético

La idea es aplicar un principio a dos preguntas muy importantes:

1) Qué hago con el dinero que tengo ahorrado.
2) Cómo consigo financiación para un proyecto nuevo.

 

El principio general es introducir los valores humanos y ecol√≥gicos en el sistema, en vez de medir √ļnicamente el beneficio puramente econ√≥mico. Es decir, usar los mecanismos de financiaci√≥n para desincentivar las actividades econ√≥micas explotadoras, depredadoras o ferozmente especulativas y promover aquellas que crean riqueza real, justa y sostenible.

 

Para saber m√°s:
http://mecambio.net/category/cambiate-ya-a-que-esperas/finanzas-seguros/
http://magazine.ouishare.net/es/2012/09/reformar-el-sector-financiero/

 

Ahora mismo:

  • Convertir Triodos Bank en tu banco principal
    http://www.triodos.es
    Triodos es un banco, con todo lo que ello implica. Pero tiene una diferencia: le importa expl√≠citamente en qu√© se invierte el dinero depositado en √©l por sus clientes. Su funcionamiento es bastante m√°s transparente que el de un banco normal y tiene la norma de s√≥lo prestar dinero para proyectos que cumplen unos m√≠nimos principios socialmente justos y sostenibles. Por ahora es la √ļnica entidad de finanzas √©ticas que ofrece los servicios bancarios t√≠picos (cuentas corrientes, domiciliar una n√≥mina, tarjetas de d√©bito o cr√©dito, etc.), con unos intereses similares a los de otros bancos (aunque tambi√©n da la opci√≥n de renunciar a los intereses y donarlos a entidades sociales).

    No deja de tener puntos cuestionables (por ejemplo, con el dinero que no proviene de los dep√≥sitos de clientes no siguen sus principios y a veces lo invierten en proyectos no √©ticos), pero por ahora es la √ļnica opci√≥n si necesitamos este tipo de productos bancarios.

 

Poco a poco:

  • Ahorrar en cooperativas de cr√©dito (Fiare, Coop57)
    http://www.proyectofiare.com
    http://coop57.coop
    Ambas son entidades de inversión que van un poco más allá. Se constituyen en cooperativas, con lo que todo posible beneficio se reinvierte en las personas asociadas, tanto ahorradoras como emprendedoras. Además la transparencia es completa y cualquier persona puede participar en la gestión, la toma de decisiones y la elección de los principios básicos.

    Por un lado ofrecen lo equivalente a una cuenta de ahorro o un fondo de inversión, y por otro dan la posibilidad de acceder a créditos en unas condiciones muy difíciles de conseguir en la banca normal. Además, su funcionamiento pone en contacto directo a los inversores con los proyectos, que pueden conocerse en persona, y tienen mecanismos solidarios para afrontar los riesgos y posibles impagos. El interés producido tiende a ser algo inferior a las alternativas no éticas, pero quien invierte en ellas tiene otras motivaciones, como explicábamos al principio. Por otro lado, las cooperativas no crean dinero mediante deuda, como los bancos, sino que sólo prestan el que tienen. Esto, más su modelo de funcionamiento las mantienen alejadas de la economía especulativa y las burbujas.

    Fiare est√° trabajando para ofrecer cuentas corrientes y otros productos de ahorro, pero a√ļn no lo tienen activo.

 

  • Usar la financiaci√≥n colectiva o “crowdfunding”
    http://www.goteo.org
    http://www.verkami.com
    http://www.kickstarter.com
    El crowdfunding es el mecanismo en el que, en vez de uno o unos pocos inversores con cantidades grandes, los proyectos son financiados por muchas personas que aportan cantidades muy peque√Īas. Esto cambia completamente las relaciones de poder y el tipo de actividades que se pueden producir, que probablemente no encajar√≠an en los patrones de inversi√≥n habituales.

    Hay diferentes modalidades de crowdfunding, muchas de ellas ofrecen a quienes dan su dinero otros tipos de recompensas en vez de inter√©s econ√≥mico: acceso especial a los productos, reconocimiento p√ļblico o incluso participaci√≥n en el negocio como socios (crowlending).

    En el ámbito ético, destaca Goteo.org, que establece además unos criterios éticos para los proyectos que participan, de forma similar a las cooperativas de crédito.

 

A fondo:

  • Modalidades innovadoras de financiaci√≥n
    http://proyectojak.blogspot.com.es (en desarrollo)
    http://www.trocobank.com
    Hay muchas ideas nuevas en este campo. Por ejemplo Jak es una plataforma de inversi√≥n p2p, en la que las entidades se prestan dinero entre ellas sin inter√©s, recibiendo cuando lo necesitan y aportando cuando consiguen ahorrar algo. Trocobank va m√°s lejos a√ļn: el apoyo mutuo se puede realizar no s√≥lo en dinero sino tambi√©n en productos o servicios, que se intercambian como lo hacen las personas f√≠sicas en las redes de trueque o bancos de tiempo.
Posted on junio 5, 2014 in General by AlejandraNo Comments »

¬°Ya tenemos ganadora del II CONCURSO DE FOTOGRAF√ćA DECRECENTISTA “Vidas que merecen la pena ser vividas”!

Lo primero muchas gracias a todas las personas que habéis participado, gracias por compartir con nosotras vuestras ideas y vuestro arte.

Entre todas las fotos recibidas (fotos de las que podremos disfrutar el s√°bado en el Patio Maravillas durante las¬†II Jornadas Decrecentistas “Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”¬†) la fotograf√≠a ganadora es esta:

lo mejor de la vida es gratis

Lugar: México D.F. Abril 2010.
Titulo: Lo mejor de la vida es gratis…
Texto: “‚Ķy est√° a nuestro alcance. Apenas hace falta bajar unas escaleras o pasear un rato para poder disfrutarlo. Este cartel lo explicita pero a veces no hace falta un cartel para disfrutar de un atardecer, de los olores de un mercado de flores, del sonido del mar, … Solo hace falta lanzarse, con los ojos bien abiertos, con los bolsillos vacios y hacer que la vida, tu vida, merezca la pena ser vivida.”

 

Enhorabuena a la autora, recuerda que puedes pasar a recoger tu “lote decrecentista” en el IV Picnic por el Decrecimiento que haremos el domingo a partir de las 14:30 en El Retiro¬†tras la estupenda charla que Yayo Herrero nos dar√° a las 13:30 con el t√≠tulo “Propuestas Ecofeministas para un mundo con l√≠mites”

Posted on mayo 26, 2014 in Activismo, Decrecimiento by natiNo Comments »

cartel decrecimiento

La segunda edición de las Jornadas sobre Decrecimiento que organizamos ya están próximas!!! tendrán lugar en Madrid del 6 al 8 de Junio de 2014.

Con la que est√° cayendo, a menudo nos invade un sentimiento de impotencia…¬Ņqu√© voy a hacer yo para cambiar el sistema?.. Sin embargo, T√ö puedes ser parte activa del¬†cambio social, y puedes, si quieres, participar en la construcci√≥n de un mundo m√°s agradable, justo y sostenible. ¬ŅQu√© sabes acerca del Decrecimiento? ¬ŅSabes c√≥mo te afecta la crisis energ√©tica? ¬ŅHas o√≠do hablar del Acuerdo Trasatl√°ntico de Comercio e Inversi√≥n (TTIP) que se est√° negociando entre EEUU y la Uni√≥n Europea? ¬ŅY de los transg√©nicos? Para debatir y dar respuesta a √©stas y muchas otras preguntas hemos organizado las II Jornadas sobre Decrecimiento, un espacio de encuentro, difusi√≥n y debate que no te va a dejar indiferente. Adem√°s podremos disfrutar de la muestra final del II Concurso de Fotograf√≠a Decrecentista: vidas que merezcan la pena ser vividas, as√≠ como de corto-documentales, una performance, comida ecol√≥gica y una ruta en bici por el Madrid Alternativo, entre muchas otras cosas. Para finalizar, y como colof√≥n a las Jornadas, el domingo celebraremos el 5¬ļ Picnic Global por el Decrecimiento (Picnic 4 Degrowth) en el Parque del Retiro. Importante: la comida de las Jornadas nos la ofreceran el colectivo “Men√ļs das Piratas”, comida ecol√≥gica y en bicicleta. Reserva antes del 4 de junio!! Para m√°s info: estamos preparando este blog¬†http://jornadasdecrecemadrid.blogspot.es/

Posted on mayo 18, 2014 in General, Pr√°ctica del mes by hirunatan1 Comment »

Aquí está la práctica decrecentista del mes de mayo.

 

Una de las actividades humanas m√°s contaminantes y derrochadoras de energ√≠a es el transporte de productos de una punta a otra del planeta. Hoy d√≠a es de lo m√°s normal comprar en Espa√Īa algo fabricado en China con materiales extra√≠dos en el Congo, por ejemplo. Este transporte es barato porque no se cuenta en √©l la huella ecol√≥gica causada en el planeta.

 

También es una gran generadora de desigualdad: muchas empresas aprovechan el hecho de que el dinero pueda circular libremente pero las personas no, para fabricar muy barato en países donde se vive en la miseria, y vender caro en los países ricos. Así, no interesa acabar con la pobreza en el mundo a pesar de que sería técnicamente posible, y estas empresas mantienen sus beneficios (y los consumidores ricos unos precios económicos) a base de ignorar los costes ecológicos y sociales del proceso.

 

Cambiar esta situación requiere, como siempre decimos, una acción institucional de cambio de leyes y estrategias, y al mismo tiempo una individual. Los consumidores/as debemos, si queremos que esto cambie, utilizar nuestro poder de elección para enterarnos de dónde y cómo se fabrica lo que nos venden, y adquirir preferiblemente productos cercanos, creados teniendo en cuenta la conservación del medio ambiente y el respeto a las personas. También debemos procurar evitar intermediarios que encarecen los precios y a menudo consiguen un poder desproporcionado de control de la cadena de producción.

Consumir productos locales

Para saber m√°s:
http://decreteca.org/es/content/la-historia-de-las-cosas
https://www.youtube.com/watch?v=mF9JhfzdHuU (La historia de las soluciones)
http://www.carrodecombate.com/2014/01/08/el-consumo-crtico-como-accin-poltica/
http://www.horticulturablog.com/2013/03/porque-comer-alimentos-frescos-y-locales.html

 

Ahora mismo:
- Mirar el etiquetado de los productos y elegir los fabricados m√°s cerca de ti.
- Ir a comprar al peque√Īo comercio local en vez de grandes cadenas de supermercados.
- Buscar sellos que garanticen que se cumplen algunas condiciones m√≠nimas de respeto al medio ambiente (madera FSC, at√ļn MSC, agricultura ecol√≥gica…). Atenci√≥n, inform√°ndose del significado de los sellos para distinguir los simples reclamos publicitarios “verdes” de los avalados por organismos independientes con criterios interesantes.

 

Poco a poco:
- Comentar con familiares o amigos el origen y condiciones de los productos que se adquieren.
- Apuntarse a un grupo de consumo o juntarse con gente y montar uno, donde se organice la compra colaborativa y colectiva contactando directamente a productores/as locales, para así hacerla más fácil y barata.

 

A fondo:
- Crear tus propios productos: tener un huerto urbano, fabricar jab√≥n con aceite usado…
- Descubrir la permacultura y otros métodos de producción integrados con el medio ambiente.

P√°gina siguiente »