Posted on abril 27, 2012 in Activismo, General, Ideas, Política, Transición by miki2 Comments »

Estos días llenos de actividad, burbujeando con proyectos, ilusiones, cambiando realidades… viviendo esta revolución cultural que ha supuesto el 15M, en la que cada vez más gente piensa diferente, se plantea nuevas formas de vivir, de vivirse, de juntarse, de comer, de comprar, de actuar… Y dicen los agoreros que el 15M no ha servido para nada, que siguen gobernando los mercados, que los políticos tienen el poder para reprimir todo movimiento de protesta… Y sin embargo, ni represiones, ni recortes, ni leyes absurdas, ni infiltrados policiales, ni infamias y manipulaciones de algunos medios de comunicación han conseguido ahogar este movimiento, que no es una corriente, es un hervor, chisporroteante, incesante, es algo líquido, que va infiltrándose por los recovecos de este rígido sistema, enmoheciéndolo, debilitando su base…

 

Ghandi decía: “Antes de cambiar una sociedad, tienes que cambiar su mentalidad”. Ahora, sin duda, estamos pasando a la acción. No ha terminado esta revolución cultural, cuando ya se están moviendo las primeras fichas: los grupos de consumo, los bancos de tiempo, las okupaciones, los proyectos vecinales, las charlas… están que arden. Es imposible seguir todas las convocatorias, conocer todos los proyectos… Hace unos días ha arrancado el Mercado Social en Madrid, un espacio donde hacer intercambios de bienes y servicios de forma alternativa, sin seguir dinámicas de competición, favoreciendo las redes de confianza, las relaciones horizontales… incluso con una moneda social propia: el boniato. La Cooperativa Integral de Madrid y Alrededores (CIMA) lleva meses preparando los principios y la cobertura legal para toda esta red. Algo se está moviendo, sin duda, entre las calles de la ciudad, de los barrios y de los pueblos, algo se mueve en el ciberespacio, ya no sólo está flotando, como algo sutil, en el ambiente, sino que ha empezado a aterrizar.

 

 

Las reivindicaciones se entrelazan, se enredan, adquieren más fuerza. Los días de la división están tocando a su fin. El Día de la Tierra fue uno de ellos, en el que plataformas como Eurovegas no, Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II y Ecologistas en Acción (por decir tres ejemplos) se unían, no ya para reivindicar mayor respeto por el medio ambiente, sino para decir que un cambio de sistema es necesario. Las personas críticas con el sistema unen sus ideas, pues todos sus problemas tienen la misma raíz, y poco a poco se va armando algo dinámico y esperanzadoramente emergente.

 

Los discursos críticos y antisistema van proliferando. El documental “Comprar, tirar, comprar” desnuda las triquiñuelas más torticeras de este sistema para fomentar el consumo y genera debates, muchos debates, sobre la obsolescencia programada. Estos debates llegan incluso a radios de grupos como la COPE, Gestiona Radio (especializadas en economía y PYMES), al que fuimos invitados junto a Ecologistas en Acción. Podéis escuchar el debate cuando queráis, donde aprovechamos para hablar de cómo hacer el cambio.

 

Y esto… esto es sólo el principio.

 

Posted on abril 19, 2012 in Consumo Responsable, Decrecimiento, Reciclaje by procast1nad0r2 Comments »

En Decrece Madrid nos congratula que este documental sobre la obsolescencia programada y el feroz consumismo en el que estamos todos inmersos haya recibido tantos premios.

 

Por eso os emplazamos a que veáis la versión extendida de este fantástico documental que se emitirá hoy 20 de abril a las 23.00 h en La 2 y RTVE.es

 

Si os moveis por la web de RTVE.es podreis encontrar artículos, entrevistas, una tertulia de radio… además podéis emitir vuestra opinión en la web o incluso comentar en Twitter durante la emisión con #ComprarTirarComprar o #YoNoTiro

 

¡Que lo disfrutéis!

 

 

Posted on abril 12, 2012 in Activismo, Ciudad, Derechos, Ideas, Transporte by miki1 Comment »

Vivimos en un mundo que se acelera: mayores ataques a la sanidad, educación, servicios sociales, investigación… mayor represión… mayor deterioro de las condiciones laborales… las noticias se agolpan. El transporte ha sido otro pilar más. La estrategia es fácil: empeoras el servicio público a base de recortes y favoreces lo privado porque así esos servicios se dan “sin que al Estado le cueste tanto”. Lo que no dicen es que, para favorecer los intereses privados de unas pocas empresas, obligan a la clase media a volverse más dependiente del trabajo (gastan más parte de su salario que antes en lo básico) y dejan a un sector de la población sin esos servicios básicos.

 

Un caso claro ha sido el transporte público. Aún recuerdo a finales de los 90′… justo el año en que subieron desorbitadamente el precio de la entrada de cine empezaron a poner anuncios antes de la película. Es decir, a pesar de recaudar más por la publicidad, eso no repercutió en una reducción del precio de la entrada, sino todo lo contrario. Todo sea por maximizar beneficio.

 

Hace unas semanas, Metro de Madrid accedió a perder un poco más de dignidad al romper la barrera entre la información oficial de Metro (como es el nombre de la estación) y la publicidad de un cacharro que suena y hace luz, y que no necesitamos, y que necesita coltan para su fabricación, y cuyas baterías contaminan al desechar el aparato obsolescente que alimentan y que nos hacen tener que trabajar más para vivir peor… Hasta entonces, Metro había mantenido una barrera fija entre la publicidad que invade prácticamente todas las estaciones y la pared uniforme y libre de publicidad. Sin embargo, a partir de ahora habrá que estar con nuestros cerebros trabajando continuamente para filtrar la publicidad. ¿Qué será lo próximo? ¿Acaso cambiarán el nombre de las calles por marcas conocidas? ¿Y los números de las calles por modelos de móviles? Imaginad: vivo en la calle Nokia, número 3210, o en la calle Danone, número “ciruela con pasas”. A veces llevar la imaginación al extremo nos ayuda a anticipar el futuro, otras veces a entender el presente, y otras a tomárnoslo con cierto sentido del humor, dentro de la gravedad del asunto…

Curiosamente, no sólo Metro de Madrid no ha querido dar la información de lo que ha recaudado en esta campaña (viva la transparencia), sino que además ha subido el precio del billete, pero no como nos venía acostumbrando. ¡Ha sido el mayor incremento en 10 años! Y es que el afán recaudatorio no tiene fin… y vivimos en un sistema de endeudamiento continuo, de carestía continua, de permanente necesidad… y estas son algunas de las consecuencias.

 

¿Y qué hacemos? Bueno, mientras las cosas cambian y mientras no, ya hay convocadas varias acciones de protesta como, por ejemplo, un nuevo “yo no pago“, acción colectiva de desobediencia civil no violenta, el viernes 20 de abril a las 19:00 en Sol. Como es previsible que la policía vaya a alterar gravemente el orden público en lo que será una acción de protesta simbólica y pacífica, es posible que, con la nueva ley que quieren sacar, esta página sea considerada terrorista por alentar acciones que ellos consideran violentas y, en un futuro, sea cerrada. Nuevamente la imaginación puede ser muy útil para comprender la situación actual o para, esperemos que no, anticipar un futuro donde todo medio de contrainformación, toda web alternativa que defienda alguna protesta pacífica, pueda ser cerrada utilizando un torticero significado de la violencia.

 

Cuando el rico roba al pobre se llama NEGOCIO. Cuando el pobre pelea, aunque fuere pacíficamente, para proteger lo que necesita para vivir, lo llaman VIOLENCIA.