Posted on marzo 24, 2014 in Ciudad, Decrecimiento by natiNo Comments »

 

FSMM

Este fin de semana, del 28 al 30 de marzo, no te pierdas el Foro Social Mundial de Madrid 2014, donde participan numerosos colectivos para desarrollar diversas actividades, charlas, din√°micas‚Ķ Y entre ellos, Decrece Madrid!! El s√°bado de 11 a 12.30 presentaremos la Decreteca, la herramienta on-line que hemos creado para impulsar la b√ļsqueda de contenidos relacionados con los principios del movimiento decrecentista, de manera abierta y gratuita.

 

Adem√°s, hablaremos sobre decrecimiento, podr√°s conocer las actividades planificadas para esta primavera y jugaremos al pasapalabra :)

Puedes ver el programa del FSMM aquí:

Posted on noviembre 28, 2013 in Decrecimiento, Econom√≠a, Transici√≥n by natiNo Comments »

Ser√° una oportunidad excelente para repensar nuestro futuro y presente como sociedad, de imaginar escenarios posibles y mejores donde vivir no sea sobrevivir sino compartir una vida plena en un mundo donde la necesidad de crecer econ√≥micamente no sea sino un cap√≠tulo oscuro de nuestra historia pasada…

1463388_10151832672973107_1837361426_n

No sólo se puede vivir mejor con menos, ya está ocurriendo. Vente a conocerlo.

El martes 3 a las 19.30 en el Patio Maravillas. Organizan Decrece Madrid, Attac, Ecologistas en Acción y Fuhem-Ecosocial, presenta Florent Marcellesi (coautor del libro).

Posted on noviembre 20, 2013 in Decrecimiento, Econom√≠a, Ideas by mikiNo Comments »

Desde que nacimos estamos inmersas en un mundo cubierto por una historia √ļnica: la historia de la prosperidad basada en el crecimiento econ√≥mico. Esta prosperidad, seg√ļn la historia √ļnica de nuestro tiempo, nos ha permitido grandes avances tecnol√≥gicos, incrementar la sanidad y la educaci√≥n, nos ha permitido tener sociedades m√°s justas, con m√°s clase media, con m√°s democracia y m√°s derechos humanos… Cualquier discurso que se saliese de estos par√°metros era tildado de antisistema-violento-oscuro-molotov-terrorismo-violencia-disturbios-comunista…

 

Sin embargo, m√°s all√° de esta historia √ļnica de nuestro tiempo se encuentra un paisaje nada halag√ľe√Īo:

la mayor degradaci√≥n de nuestros ecosistemas, la p√©rdida de relaciones humanas y tejido social, la creaci√≥n de grandes corporaciones que dictan las normas, un sistema financiero basado en la deuda que absorbe paulatinamente el dinero circulante y genera escasez permanente, una salud m√°s atacada por qu√≠micos contaminantes, medicamentos con √°nimo de lucro que nos hacen dependientes de ellos, un sistema educativo creaticida que termina con nuestro sentido cr√≠tico, nuestra innata curiosidad y que nos sumerge en el paradigma donde hay una respuesta acertada (que coincide con lo que nos dice el profesor) y el resto de respuestas err√≥neas, una crisis alimentaria basada, no en la escasez de alimentos, sino en la especulaci√≥n con alimentos o con tierras, en la p√©rdida de suelo f√©rtil, en pol√≠ticas de reajuste estructural del FMI en distintos pa√≠ses…

 

Una vez que el velo rosa de la historia √ļnica se ha rasgado y est√° ardiendo mucha gente est√° empezando a tomar consciencia de dos cosas: la gravedad de la situaci√≥n y nuestra capacidad para cambiar las cosas.

 

Mucha gente se est√° organizando, est√° creando el germen de las sociedades del futuro, est√° experimentando con nuevos modelos, nuevas formas de relacionarse… no s√≥lo inspirada por nuevas ideas o aproximaciones… sino que est√° creando nuevas aproximaciones.

 

permacuture-and-the-myth-of-scarcity

 

 

Ante la supremac√≠a del tiempo dedicado al trabajo productivo (como consecuencia de esa escasez) surgi√≥ el¬†slow movement, que propone ralentizar los ritmos, volver a lo esencial, a lo cercano, a lo peque√Īo, a lo local, al tiempo de calidad… Ante el horizonte sin petr√≥leo barato que se avecina, unos visionarios decidieron empezar la transici√≥n a un mundo sin petr√≥leo… as√≠, el movimiento¬†transition towns cre√≥ sistemas humanos m√°s resilientes, m√°s interconectados, con producci√≥n ecol√≥gica y local. Ante la p√©rdida de soberan√≠a en favor de los grandes monstruos de la econom√≠a, el movimiento p2p (peer to peer o entre pares) propone una forma de relacionarse en red, unas finanzas en red, una forma de producir en red, una forma de compartir conocimientos en red, una forma de gobernanza en red, una forma de producir los alimentos descentralizada, una forma de distribuir los alimentos en redes de cercan√≠a… Ante la limitaci√≥n de recursos y de sumideros de la Tierra, el movimiento por el decrecimiento propone salir de la l√≥gica del crecimiento del PIB basado en la competencia y la deuda para redistribuir la riqueza, relocalizar la producci√≥n, reducir la escala de distribuci√≥n, repartir el trabajo (tanto de cuidados como el productivo), reducir la producci√≥n (sobre todo la de sectores altamente contaminantes y tan perjudiciales para la vida y las personas), incrementar la reparaci√≥n y la reutilizaci√≥n de productos… en fin, vivir mejor con menos. Y as√≠ tenemos el Buen Vivir en Am√©rica Latina, la econom√≠a de la suficiencia en pa√≠ses budistas, la era post-carbono del Post-carbon institute, la prosperidad sin crecimiento de Tim Jackson, el post-crecimiento del Post-growth Institute

 

Distintos or√≠genes, pero unas conclusiones demoledora y esperanzadoramente parecidas… y que trascienden los anticuados debates de la vieja escuela entre sistemas productivistas: capitalismo vs. comunismo. Una nueva etapa se abre en el horizonte. Los viejos modelos monol√≠ticos y globalizadores han muerto. Los nuevos modelos, m√°s conscientes, m√°s l√≠quidos y m√°s respetuosos est√°n aqu√≠ para quedarse y seguir evolucionando.

 

Otra aproximaci√≥n, entre ellas, es la de las econom√≠as sagradas (Sacred Economics) de¬†Charles Einstein. Os propongo el juego de las siete diferencias con este v√≠deo cortito cortito…

 

Cuando partes del paradigma de la escasez, llegas a la escasez. Cuando partes del paradigma de la abundancia… todo es posible.

 

Se nos ha otorgado un regalo, el don de la vida. Lo que hacemos con nuestra vida es el regalo que devolvemos. Edo.

El Euro se resquebraja, la econom√≠a mundial, basada en la deuda, se enfrenta a un colapso inminente por riesgo de impago. Y es que la deuda con intereses: NO SE PUEDE PAGAR. Est√° hecha s√≥lo para acumular beneficios en la banca. Trabajar y utilizar los euros implica aceptar ese sistema que genera pobreza y desigualdad. Los ricos acumulan riqueza monetaria, se vuelven adictos a ganar m√°s dinero y a gastar m√°s dinero, pero eso no los hace m√°s felices. As√≠ lo confiesa Nate Hagens en un v√≠deo reci√©n traducido. Al acumularse el dinero en unos pocos bolsillos, el resto de las personas no lo pueden utilizar, pues cada vez hay menos dinero en circulaci√≥n. Tan s√≥lo unas pocas empresas, las m√°s grandes, pueden seguir ofreciendo servicios. Al final cada vez m√°s consumo se centra en estas grandes empresas, que contribuyen a que haya menos dinero en circulaci√≥n, menos empleos y m√°s pobreza. Al final, el dinero, cuya funci√≥n deber√≠a ser favorecer los intercambios entre las personas, deja de cumplir su funci√≥n. Y tenemos personas con necesidades insatisfechas, pero con capacidad de satisfacer las necesidades de otras personas. Y sin embargo, no pueden…

 

Sin embargo, hay personas que han decidido cambiar la situaci√≥n. Si no hay dinero… ¬°¬°¬°cre√©moslo!!! Unas 70 monedas sociales han florecido en Espa√Īa en estos √ļltimos a√Īos. Y hay m√°s proyectos que har√°n surgir m√°s monedas sociales en el futuro. Estas monedas est√°n permitiendo que las personas puedan ofrecer bienes y servicios a otras personas y satisfacer con ello sus necesidades. Est√°n reactivando la econom√≠a, s√≠, reactivando la econom√≠a, pero de forma local y amable con las personas y con el medio ambiente. Desde el decrecimiento, s√≠, desde el decrecimiento, se propone reactivar la econom√≠a, pero la econom√≠a local y solidaria. Esta econom√≠a no necesitar√° crecer hasta el infinito, sino que crecer√° hasta satisfacer las necesidades de la comunidad. Al carecer de econom√≠a especulativa y de intereses esta econom√≠a con moneda alternativa puede mantenerse estable durante mucho tiempo, sin necesidad de crecer para devolver pr√©stamos, y permitir a las personas satisfacerse unas a otras las necesidades b√°sicas.

 

 euro-en-llamas

Si todav√≠a no te ha quedado muy claro, en este documental te lo explican estupendamente. La moneda social no es s√≥lo algo que se proponga desde el decrecimiento, es algo que ya se est√° haciendo y est√° funcionando. El sistema de doble moneda no es algo estramb√≥tico, sino es defendido por gente como Bernard Lietaer, un co-arquitecto del euro, como ya explicamos en este blog. Es una manera de empoderarse de la econom√≠a, de tomar sus riendas y dirigirla hacia el bien com√ļn. Es reducir la escala de la econom√≠a y devolverla a las plazas, los huertos y las peque√Īas tiendas de barrio. Es convertir un monstruo devorador de bosques, mares y personas en un vecino m√°s de la comunidad, un lugar de encuentro donde entretejernos, encontrar apoyos y vivir una vida que merezca la pena ser vivida… un lugar donde amar y sentir el amor de la comunidad.

 

¬ŅTodav√≠a tienes miedo a salir del euro?

 

 

Lo que no nos dan los medios de comunicaci√≥n de masas con tanta informaci√≥n inconexa y sesgada, a veces se encuentra en los lugares m√°s bonitos, como en los textos de un amigo. Os obsequiamos con el texto de Iv√°n Romero sobre la situaci√≥n actual. ¬°Gracias por el texto! Se lee f√°cil y de un tir√≥n… ni os dar√©is cuenta del paso del tiempo…

 

“En el mejor de los casos, las propuestas de salida a la crisis est√°n basadas en el fomento del consumo para lograr el crecimiento econ√≥mico. Sin embargo, el problema es evidente: no es posible el consumo ilimitado en un planeta con recursos limitados. Llevamos a√Īos presionando al planeta hasta el l√≠mite de su capacidad, tanto en recursos naturales como en sumideros. Cada a√Īo se consume m√°s de lo que es capaz de regenerarse en ese mismo tiempo, y muchos minerales b√°sicos como el cobre, el litio, el plomo, el oro, el mercurio, la plata, el esta√Īo, el cinc, etc., ya han agotado sus reservas en m√°s de un 50% (y su demanda es exponencial). Para colmo, la mayor√≠a de estos recursos son consumidos por los pa√≠ses del llamado Norte Global, que controla 3/4 de los recursos del planeta. Se calcula que si todo el mundo consumiese recursos a esa escala, har√≠an falta 4 planetas para abastecernos. Evidentemente, s√≥lo tenemos uno.

La p√©rdida de biodiversidad est√° alcanzando ritmos alarmantes: entre 1970 y 2005 cay√≥ un 30%, y el ritmo acelera. Esto no es algo anecd√≥tico, pues la biodiversidad es la que ha mantenido el equilibrio que permite la vida en la Tierra tal como la conocemos. Sin embargo, la expansi√≥n del mundo urbano y el aumento de la poblaci√≥n humana, as√≠ como la selecci√≥n de determinadas especies que son implantadas a lo largo y ancho del planeta (especialmente en lo referido al monocultivo y la ganader√≠a industrial) est√°n homogeneizando la vida del planeta, destruyendo un fr√°gil equilibrio que se form√≥ por la evoluci√≥n de la vida durante millones de a√Īos. El ritmo de desaparici√≥n de especies es tal que numerosos/as expertos/as consideran que es equivalente al de las anteriores extinciones terrestres, hablando ya de una Sexta Gran Extinci√≥n. La diferencia, en este caso, es que la causa es la acci√≥n humana.

Estas problem√°ticas afectan tambi√©n especialmente al mundo de la alimentaci√≥n. Seg√ļn la FAO, m√°s de 900 millones de personas pasan hambre en el mundo, pero la producci√≥n mundial de alimentos es muy superior a la necesaria. El sistema agro-industrial, surgido tras la Revoluci√≥n Verde, ha dado prioridad a los monocultivos dependientes de la industria petroqu√≠mica, y ha minado en las √ļltimas d√©cadas las variedades locales de cada zona. Las variedades locales y la diversidad de semillas garantizan la resistencia frente a cat√°strofes o cambios inesperados, y permiten al agricultor/a guardar sus propias semillas. El modelo actual, sin embargo, vuelve a los/as productores/as dependientes de las empresas de semillas y de la industria petroqu√≠mica, es decir: una agricultura sumamente dependiente de los combustibles f√≥siles.

La agricultura no es lo √ļnico que depende del petr√≥leo y otros combustibles de este tipo (carb√≥n, gas natural). Desde la Revoluci√≥n Industrial, absolutamente todo es fuerte dependiente de estos combustibles. El desarrollo de la industria, el transporte, las comunicaciones y la tecnolog√≠a habr√≠a sido imposible sin la energ√≠a relativamente barata y f√°cilmente manejable proporcionada por los f√≥siles, especialmente el petr√≥leo. Actualmente, una ciudad es incapaz de abastecerse si se le corta o reduce dr√°sticamente el suministro de combustibles, como se hizo evidente en la crisis de los a√Īos 90 en Cuba, conocida como ‚ÄúPer√≠odo Especial‚ÄĚ. Sin embargo, el petr√≥leo no es un recurso renovable.

La situaci√≥n conocida como ‚Äúpico del petr√≥leo‚ÄĚ se√Īala el punto en que la extracci√≥n de un pozo llega a su nivel m√°ximo. A partir de ah√≠, se pierde presi√≥n y la tasa de retorno energ√©tico disminuye (es decir: obtenemos menos energ√≠a por cada barril de petr√≥leo invertido en la extracci√≥n), de modo que el crudo de ese pozo va aumentando de precio hasta que deja de ser rentable extraerlo y el pozo se cierra. Durante d√©cadas se ha advertido de la amenaza de alcanzar un pico de extracci√≥n a nivel global, amenaza hecha realidad cuando la Asociaci√≥n Internacional de la Energ√≠a reconoce que en 2008 se ha alcanzado el pico del petr√≥leo convencional. Esto supone, a partir de los √ļltimos a√Īos, un aumento de los precios del combustible (y, por lo tanto, de todo lo dem√°s) de forma continuada y que, m√°s all√° de breves oscilaciones de mercado, nunca volver√° a bajar a los niveles anteriores al pico. No existen, adem√°s, alternativas factibles, pues ninguna energ√≠a renovable tiene la rentabilidad del petr√≥leo y es muy dif√≠cil hacer una transici√≥n de todo un sistema energ√©tico a otro teniendo en cuenta la escasa voluntad pol√≠tica y la falta de tiempo.

En las pr√≥ximas d√©cadas la crisis ecol√≥gica y energ√©tica impedir√° que la econom√≠a vuelva a un per√≠odo de crecimiento y provocar√° un aumento generalizado de las tensiones pol√≠ticas y militares en torno a los recursos cada vez m√°s escasos, tensiones que ya empezaron a principios del siglo XXI. Es m√°s que probable que nuestra generaci√≥n asista a la quiebra de la sociedad industrial globalizada tal y como la hemos conocido hasta ahora.”

Es sencillo… La din√°mica de acumulaci√≥n de capital hace que, cuando hay crecimiento econ√≥mico, la principal v√≠ctima de esta din√°mica sea el medio ambiente del cual dependemos. Sin embargo, si no hay crecimiento econ√≥mico, la din√°mica de acumulaci√≥n de capital sigue su curso, y se alimenta de la sangre de las personas. Por poner, que durante esta crisis econ√≥mica (√©poca sin crecimiento) el n√ļmero de ricos y pobres ha aumentado de forma alarmante.

 

Por ello, no es suficiente con cruzarnos de brazos porque ya sabemos que la economía de Europa no va a volver a crecer. Dos razones:

- el nivel de consumo de recursos es suficiente como para que, aunque no crezca, sigamos sobreexplotando los recursos.

- ahora el crecimiento se traslada a las desigualdades entre las personas.

 

Frente a esta din√°mica de acumulaci√≥n de capital, que se dirige mediante recortes sociales, privatizaciones… las personas est√°n empoder√°ndose desde la sencillez. En Grecia, varios grupos de personas est√°n iniciando proyectos de sostenibilidad social y ecol√≥gica. Sus vidas han mejorado notablemente en muchos aspectos. En Espa√Īa, la situaci√≥n es incluso m√°s halag√ľe√Īa. Tanto, que la plataforma rural ha organizado en Amayuelas un encuentro de j√≥venes para un mundo rural vivo. En paralelo, se celebraba el 5¬ļ encuentro de pobladores rurales en Guadalajara.

 

Al menos, el encuentro de Amayuelas fue un √©xito en cuanto a n√ļmero y calidad de asistentes. All√≠ se expresaron dificultades que hay al empezar, ventajas de los proyectos que ya han empezado y soluciones, muchas soluciones para caminar hacia la soberan√≠a alimentaria. Trabajando en agroecol√≥gico trabajas menos y ganas lo mismo: bajas la escala de producci√≥n (menos tiempo de trabajo) y bajas la escala de distribuci√≥n (m√°s beneficio por cada producto).

aldeas-abandonadas

Adem√°s, un equipo de especialistas de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) ha desarrollado un proyecto que har√≠a viable la recuperaci√≥n y ocupaci√≥n de las 1.300 aldeas gallegas abandonadas, el 40 por ciento de las que est√°n en esta situaci√≥n en Espa√Īa.

 

Es la historia de cada d√≠a: un sistema incapaz de crecer extrae la riqueza de las clases medias y bajas, que se autoorganizan para protegerse mutuamente y evitar esa sangr√≠a de recursos. Conclusi√≥n: la calidad de vida mejora en colectivo, cooperando. Son los tiempos que nos ha tocado vivir. Y si la vida te da limones… haremos la mejor limonada que jam√°s se haya imaginado…

Posted on junio 24, 2013 in Decrecimiento by procast1nad0rNo Comments »

Hace unas semanas pudimos ver en internet el documental completo “Stop! Rodando El Cambio”. Este documental mantiene como eje fundamental un estilo de vida decrecentista, por eso muestra varias inicitativas en Espa√Īa y Francia que ya viven de esta manera alternativa. Tambi√©n aparecen entrevistas a personas ligadas a la difusi√≥n del decrecimiento como Carlos Taibo, Esther Vivas, Florent Marcellesi, Yayo Herrero, Herv√© Kempf, Enric Dur√°n o nuestra compa√Īera¬†Bel√©n S√°nchez Portugal (entre otros).

 

Stop-Rodando el cambio

 

Desde DecreceMadrid queremos agradecer a las personas que han contribuido a llevar este proyecto a buen t√©rmino. Sin duda trataremos de difundirlo lo m√°ximo posible porque…

¬°nos encanta!

Posted on junio 7, 2013 in Decrecimiento, Econom√≠a by mikiNo Comments »

Desde que se populariz√≥ el decrecimiento en Europa existe un constante aporte de nuevos datos, reflexiones… han surgido grupos de investigaci√≥n, revistas y peri√≥dicos, grupos de traductores, una explosi√≥n de activismo social que ilustra nuevas ideas con ejemplos vivientes… no de c√≥mo se podr√≠a vivir sin capitalismo, sino de c√≥mo se vive sin capitalismo.

Una vez m√°s, el viejo y sabio topo nos obsequia con otra perla que espera pacientemente a que pinches en ella para mostrarte sus entra√Īas… un lugar donde el tiempo pasa reposadamente, las mentes pueden jugar y pueden reposar, hay amor social, justicia social, innovaci√≥n, creatividad y cooperaci√≥n… y todo eso dentro de los l√≠mites biof√≠sicos de nuestra casa, a la que amamos y de la cual dependemos.

Posted on junio 4, 2013 in Decrecimiento, Ideas, Transici√≥n by miki1 Comment »
En primer lugar, gracias a todas las personas que participaron en el concurso, gracias por regalarnos con vuestra poes√≠a escrita y vuestra poes√≠a fotograf√≠ada. El decrecimiento es diverso, y se dibuja a trazos y pinceladas. Sin pretender tener todo el cuadro, es cierto que hemos disfrutado de la belleza de cada mirada que nos hab√©is transmitido. Realmente ha ganado el concurso de fotograf√≠a toda aquella persona que haya podido disfrutar de cada una de vuestras muestras de arte. Adem√°s, hemos querido resaltar la fuerza po√©tica de una imagen en particular, cuya sinergia con el mensaje es contundente. Tomaos unos minutos para contemplaci√≥n y deleite, ralentizando los tiempos, observando emociones y disfrutando de la grandeza de lo peque√Īo: viviendo el decrecimiento.
Mientras caminamos el mundo se agrieta 2
Titulo: Mientras caminamos el mundo se agrieta.
Autora: Patricia Domínguez
¬ŅDebemos quedarnos inm√≥viles ante las grietas que se van abriendo bajo nuestros pies? ¬ŅArreglamos algo paraliz√°ndonos y entrando en p√°nico? ¬ŅLes creemos y fiamos nuestro futuro a los mismos que hacen que las grietas avancen? Quiz√°s debemos seguir caminando, buscando caminos seguros pero sobre todo caminos por los que podamos caminar todas. Que nadie pueda caer en las grietas. Ser conscientes de su existencia, si, pero no dejar de buscar la salida.

 

Dado que la ganadora no se present√≥ a la entrega de premios, le guardamos el premio (no, la comida no…) para que lo canjee cuando quiera. Sab√©is que nos pod√©is encontrar al otro lado del correo, los mi√©rcoles en el Patio Maravillas o en las acciones en las que participemos.

Posted on mayo 27, 2013 in Activismo, Decrecimiento by belenchuNo Comments »

Este pr√≥ximo s√°bado 1 de Junio preparad los cubiertos y el mantel de cuadros porque volvemos a reunirnos con motivo del Tercer PicNic Global por el Decrecimiento lleno de juegos, actividades y buena compa√Ī√≠a.

 

Tercer Picnic Global_cartel

 

El lugar elegido este a√Īo es el Parque de Arganzuela (Madrid R√≠o), junto al Paseo de las Yeser√≠as. Ten√©is varios metros/cercan√≠as cercanos (Marqu√©s de Vallido, Delicias, Legazpi y Puerta de Toledo). Estaremos bajo la sombra de los frondosos pl√°tanos, ¬°porque esperamos un sol radiante para el fin de semana!

Para las que ten√©is pensado acudir a la I Feria de la Econom√≠a Solidaria que se desarrollar√° en Matadero durante el fin de semana… ¬°Qu√© mejor manera de compaginar planes! Estaremos a escasos metros de la feria y podr√©is uniros a nosotras para comer juntas.

¬°Os esperamos con los tuppers abiertos!

P√°gina siguiente »